Una joven de 21 años acudió a una guardia con síntomas de apendicitis. Kayla Simpson pensó que los dolores la llevarían a una cirugía, pero para su sorpresa los médicos le dieron la noticia de que estaba en trabajo de parto. En cuestión de minutos dio a luz a una niña. 

En el video que se hizo viral, y ya cuenta con más de 16 millones de reproducciones, la protagonista de esta historia confirmó que no tenía panza de embarazada: “estaba más flaca que nunca”. Incluso explicó que jamás dejó de menstruar. 

La joven se sorprendió al ver a un bebé dentro de su útero cuando los médicos le realizaron una ecografía para revisar la supuesta apendicitis que, de acuerdo con su versión, le estaba provocando cólicos severos y sangrado.

Insólito: asistió a la guardia creyendo que tenía apendicitis y dio a luz a una bebé

“Creía que mi apéndice iba a estallar. El doctor palpó mi estómago, sin sospechar lo que era”, dijo. No vio signos de apendicitis, así que pensó que podía ser un quiste y decidió hacerle un ultrasonido.

“Gritaba de dolor; vi unos pies diminutos en el ultrasonido y comencé a gritar muy fuerte”, relató la chica. Los médicos le dijeron que tenía 10 centímetros de dilatación. Si bien creyó que le sacarían el apéndice, se fue a su casa con una niña, a quien llamó Madi, que nació sólo 15 minutos después de que le realizaran los estudios.

Existen casos como estos, denominados embarazos crípticos. Especialistas en la materia indican que aquí la mujer no se da cuenta de que está embarazada ya que no presenta síntomas e incluso las pruebas de embarazo suelen dar negativo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!