CAPITAL FEDERAL - Este jueves, en medio de una semana signada por la devaluación, la disparada del dolar y las medidas económicas de emergencia anunciadas por el presidente Mauricio Macro, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) emitió su informe sobre la inflación del mes de julio. Según el documento,la suba de precios de julio fue de 2,2%, lo que mostró una desaceleración de la inflación, que acumuló con 25,1% en lo que va del año. Sin embargo, los analistas privados estiman que la inflación se acelerará en agosto y en septiembre por la brusca suba del dólar. Para fines de año, se prevé un incremento de los precios cercana al 55%.

De los datos del INDEC se desprende que aumento de los alimentos subieron incluso más que la inflación general en los últimos meses. Las alzas de alimentos llegaron a 58,1%, mientras que el nivel general mostró una variación de 54,4%, según el Indec.

En la región Patagónica, la inflación de julio fue del 2,5%, y el acumulado en los primeros sies meses del año llega al 24,9%.

Aquí, los rubros que sufrieron más incrementos en sus precios son la educación (30,4%), las comunicaciones (30,7%), la salud (28,1%) y los alimentos (27,2%). Dentro de éste último item, fueron las verduras y los lácteos los que más aumentaron.

Respecto a julio del año pasado, los alimentos subieron un 60,8%, mientras que los gastos en salud lo hicieron un 64,9%.