Con la canasta básica de enero escalando hasta los 182.000 pesos en Comodoro Rivadavia, marzo no será precisamente un mes de “tregua” para los embates de la inflación. Los alquileres se actualizarán desde este mes en un 89%, mientras que están pendientes las subas de servicios como gas y electricidad. Transporte, combustible y colegios privados son parte de una lista casi interminable.

Aunque la inflación golpea a todo el país, los comodorenses sienten su propia ‘sensación térmica’ en materia de precios, que lejos de ser una impresión equivocada, golpea duro en los bolsillos locales.

Tal como informó ADNSUR, la línea de pobreza en la ciudad se elevó a 182.000 pesos en el mes de enero, que es el ingreso que necesitó ese mes una familia de 4 integrantes para cubrir necesidades básicas (según el relevamiento del Observatorio de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas).

El dato permitiría proyectar que con la inflación del 6% registrada en el primer mes del año, para febrero esa suma se habría elevado en otros 11.000 pesos. Todo indica que marzo no será la excepción, por lo que tranquilamente esa referencia podría estar superando los 200.000 pesos al final de este mes, en base a los aumentos que comenzarán a regir en las próximas semanas.

Alquileres y servicios para mantener la vivienda

La ley de alquileres en vigencia desde el año 2020 establece que el monto del contrato se debe actualizar una vez por año, a partir de un cálculo que toma en cuenta la evolución de los salarios y de la inflación. Ese coeficiente de actualización, que es informado diariamente por el Banco Central, evolucionó durante el último año un 89%.

Esto significa que un alquiler que deba renovarse el 1 de marzo, por ejemplo sobre un valor vigente de $60.000 para una vivienda familiar, a partir del mes próximo a iniciarse debe actualizarse hasta los $113.400, con un incremento de $53.400, equivalente a una actualización del 89%.

Esto lleva a que en muchos casos, propietarios e inquilinos negocian directamente entre sí, al margen de lo que plantea la ley en cuanto a plazos y métodos de actualización, ya que en determinados casos el propietario opta por sostener a un inquilino que paga puntualmente el alquiler, antes que perderlo porque el sistema de actualización le torna imposible de seguir pagando.

En materia de viviendas, también hay actualización en los precios del servicio de gas natural, que comenzará a sentirse sobre todo en el invierno, con los mayores consumos. La  Secretaría de Energía autorizó una suba promedio del 28% en los precios del gas en boca de pozo, a lo que se suma el pedido de nuevas tarifas en materia de transporte y distribución.

Hay que recordar que en los servicios públicos rige el sistema de segmentación por niveles de ingresos, divididos en N1 (altos), N3 (medios) y N2 (bajos), que se consideran a partir del valor de la canasta básica total.

Las subas de servicios

En el servicio de gas, el segmento de altos ingresos alcanza a los hogares con ingresos que superan el valor de 3,5 canastas básicas totales; el de ingresos medios, para hogares con ingresos entre una y 3,5 canastas básicas. Y el nivel de bajos ingresos, para quienes reúnen ingresos por debajo a una canasta básica total.  

De la suma de esos tres componentes, las subas para un hogar de bajo consumo y de ingresos medios, se ubicaría en torno al 72%, mientras que para un hogar de ingresos altos, la suba promedio sería de un 49%. En ambos casos ,se trata de consumos estimados en 122 metros cúbicos por mes.

Para hogares de consumo medio (de 361 metros cúbicos mensuales), los sectores de ingresos medios tendrían una suba del 61%. Y en hogares de altos ingresos, el impacto se ubicaría en torno al 52%.

Y en hogares de alto consumo (753 metros cúbicos mensuales), la suba promediaría un 72% para el segmento de ingresos medios y de un 65% para el de altos ingresos.

Para los hogares de ingresos bajos (N3), sólo aplicará el aumento de transporte y distribución, pero no así el del precio del gas en boca de pozo. En estos casos, las subas serían de 52% para hogares de bajo consumo, del 58% para consumo medio y del 80% en los hogares de alto consumo de gas.

En lo que refiere a electricidad, está pendiente un pedido de actualización a partir de la suba del precio de la energía en el mercado mayorista y las negociaciones paritarias con los sindicatos que se desempeñan en la SCPL, lo que será tratado en audiencia pública.

En este caso, por la incidencia de las paritarias el incremento promedio sería del 29% en los cargos de energía, pero también se solicitó que se comience a aplicar la quita de subsidios que dispuso el gobierno nacional, desde septiembre del año pasado.

Para los sectores de altos ingresos, N1, que hoy superarían los 698.000 pesos de ingresos mensuales, la incidencia combinada entre la actualización tarifaria y la quita del subsidio, llevaría a una duplicación de la tarifa actual, que se plantearía en dos etapas.  

Transporte y combustibles

Los impactos siguen a la hora de salir de casa. Es que los combustibles seguirán este mes con el sendero de actualización en base a la inflación, por lo que a mitad de marzo seguramente habrá una suba en surtidores no inferior al 4%.

Ya quedó evidenciado en la actualización de febrero que en Comodoro el incremento de las naftas y el gasoil fue superior al 6%, por lo que se verá en esta oportunidad si se cumple el compromiso anunciado por el ministro de Economía, Sergio Massa, de que los precios no subirían más de 4 puntos por mes, al menos en el primer trimestre. En esta ciudad, al igual que en otras de la región, ese anuncio se ha incumplido.

En lo que refiere al transporte urbano de pasajeros, las tarifas tuvieron una primera actualización en febrero, pero resta aplicar la tercera etapa, tal como se había aprobado en ordenanza el año pasado, que se prevé para el mes de abril.

De ese modo, el boleto urbano irá desde los actuales $89,50 a $116,35, mientras que el suburbano pasará de $93,85 a $122. Considerando el precio que regía en agosto, luego de la última actualización del año pasado, las subas oscilan alrededor del 69%.

Colegios privados: entre 30.000 y 90.000 pesos de cuota

La creciente demanda hacia el sistema de educación privada es otra característica en Comodoro Rivadavia, a partir de las situaciones críticas que atravesó el sistema público de educación en los últimos años. Por eso, el valor de las cuotas es tema de comentario en muchas familias de la ciudad.

Siguiendo los ajustes inflacionarios, en distintos establecimientos las variaciones de cuota a partir de este año implican alrededor del 45%, considerando que se aplican adecuaciones en al menos dos momentos del año, previendo equiparar la evolución del Indice de Precios al Consumidor.

De este modo, por ejemplo, en uno de los establecimientos privados de la ciudad la cuota se elevó desde un monto de $48.000 hasta los $70.000, con variaciones según el nivel (primario o secundario).

En otros establecimientos, los valores para el año 2023  en $79.000 para el nivel secundario, aunque hay variedad de propuestas, pudiendo encontrarse cuotas de $65.000 para el nivel secundario y $58.000 para primaria. Entre las propuestas más económicas, pudo observarse un valor alrededor de los $40.000 para secundaria y primaria, con $ 32.500 para Nivel Inicial.

En el otro extremo, una de las instituciones comienza el año con una cuota de $89.000 para Nivel Primario, con la notificación de que habrá adecuaciones al menos en junio y septiembre próximo, en base a los índices de inflación.

En nivel secundario, una de las propuestas de mayor valor, con doble jornada, alcanza los 90.000 pesos mensuales para el nivel secundario.

Trabajadoras de casas particulares

En lo que hace al servicio contratado de trabajadoras de casas particulares, hay que recordar que está vigente una recomposición cuatrimestral del 24%, acordada en noviembre del año pasado y aplicado en varias etapas, restando completar el último tramo del 4% en los primeros días de abril.

La actualización salarial para este sector, con fuerte incidencia en la organización de muchas familias de la ciudad, completará un 119,8%, al compararse los haberes de marzo de este año contra el mismo mes del año pasado.

De este modo, el valor de la hora de trabajo desde el mes próximo será de $698,50, mientras que el salario para una persona que cumple jornada de trabajo completa, con retiro del hogar, de lunes a viernes, ascenderá a $85.565

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!