El pasado lunes 14 de noviembre, un joven de 20 años perdió el vuelo ET507 de Ethiopian Airlines para viajar a Qatar porque no había realizado la visa digital, también conocida como Hayya Card. En este viaje que tanto había soñado para ver a la Selección Argentina en un mundial, Bruno se había preparado y estaba pronto a viajar con un amigo de su madre y su hijo.

Sin embargo, al momento de necesitar la visa electrónica, se dio cuenta que no la tenía. Es decir, había iniciado los trámites el pasado mes de julio, pero se olvidó de verificar si estaba aprobada o rechazada. En este sentido, el documento había sido rechazado porque la foto del pasaporte no era legible

Cuando se realiza el trámite del pedido de la Hayya Card, la FIFA responde al interesado por sí o por no y, en caso de ser negativa la aprobación, se argumenta la denegación: foto ilegible, no hay coincidencia de alojamiento u otros motivos.

Debido a esto, un día antes del vuelo inició los trámites nuevamente para tratar de tener la visa. 

Charly Botto, el amigo de su madre y con quien viajaría explico: "“Mi hija, la mayor, es azafata y el sábado por la noche me pidió las Hayyas de los tres para hacernos el check-in online y facilitarnos el viaje. Cuando le digo que me pase la suya y una foto, Bruno se da cuenta de que su Hayya, la que yo le pedí que tramitara en julio, había sido rechazada. Él jamás chequeó cuando hizo el trámite”, le contó Charly a TN ya en el avión rumbo a Qatar, ese que el hijo de su amiga no pudo abordar.

 Bruno no pudo tomar el avión a Qatar Foto: TN
Bruno no pudo tomar el avión a Qatar Foto: TN

Horas contadas y desesperación: la pesadilla de Bruno

"El domingo no se lo aprobaron. Solo le avisaron que estaba en trámite. El lunes, día del viaje, ya contra las cuerdas, empezó a llamar y le explicaron que no relacionaban los ID de las entradas con el alojamiento que tenía, porque estaba a mi nombre, ya que lo había hecho yo”, explicó Charly.

Ya en Ezeiza, con clara angustia y teléfono en mano, a las 19:30 del día del viaje pautado para las 21:30, le dijeron a Bruno que en media hora su Hayya aparecería en la app oficial, pero eso nunca pasó.

No recibió ni mail, ni nada. Y yo ahí ya no pude ver mucho porque estaba con mi familia, mis cuatro hijos, mi señora, mi exmujer, todos estábamos tomando algo y eso que pasó medio que opacó mi despedida, a tal punto que yo subí al avión 20:45, sobre la hora del cierre del embarque, viéndolo a Bruno del otro lado, ya afuera del viaje”.

En el Aeropuerto y al ver el dramatismo de la escena, TN intentó hablar con Bruno, que estaba acompañado por tres amigos que fueron a despedirlo. Él, tenso, solo dijo: “Ahora no puedo”, y se alejó hacia un lugar solitario del Aeropuerto.

Lágrimas y frustración: la confirmación de que Bruno no podría subir al avión rumbo a Qatar

La aprobación de la Hayya no llegó a tiempo y Bruno rompió en llanto. “Yo no pude hablar más con él porque embarcamos, pero lo que pude ver es que estaba muy frustrado. Me dio pena, por supuesto, pero yo le dije en julio que chequeara que todo estuviera en orden, más con ese trámite que es vital, y bueno...”, resumió Charly.

Charly Botto y su hijo en su llegada a Qatar Foto:TN
Charly Botto y su hijo en su llegada a Qatar Foto:TN

El error de principiante de Bruno provocó el enojo de sus padres. Charly agregó sobre esto: “Mi amiga estaba bastante enojada, todos estábamos un poco enojados con la situación, pero yo en el momento no me hice cargo porque no era un tema mío. Hay cosas que yo no puedo hacer por él”.

Lo vivido por Bruno será toda una lección. Si bien el avión se fue sin él tiene una chance más. Es que su Hayya Card finalmente fue aprobada a las 22:15 y ahora apura la reprogramación de su viaje. Si lo logra podría subirse el miércoles, para llegar el viernes, cuando solo falten horas para el comienzo del Mundial Qatar 2022.

Con información de TN

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!