NEUQUÉN (ADNSUR) - Las empresas que deseen explotar la zona de Vaca Muerta deberán comprometerse a la protección de las especies del área, entre ellas, a la denominada lagartija de Bajo de Añelo, un pequeño reptil que se encuentra en peligro crítico.

"Vaca Muerta incluye varias regiones geográficas. Hace muchos años describimos muchas especies y hemos calificado a esta lagartija como en peligro crítico, aún no llega a peligro de extinción, pero puede llegar a serlo si no se realiza un cuidado adecuado de los ambientes", indicó Luciano Ávila, especialista en reptiles e investigador de Conicet.

Ávila contó que se encuentra en Sudamérica, sobrevive en ambientes de dunas móviles. Se trata de una especie muy pequeña, capaz de enterrarse y de moverse debajo de la arena.

El especialista, además, hizo hincapié en la importancia de que en el país existan zonas de protección de áreas áridas y semiáridas, informó La Nación.

La Liolaemus cuyumhue, en peligro crítico en Bajo Añelo Foto: Clarín

Dado que su existencia pende de un hilo, organismos de financiación internacionales podrían frenar sus aportes a las empresas de energía que no garanticen su supervivencia.

La Liolaemus cuyumhue fue descubierta en 2009, pero recién en los últimos meses alcanzó notoriedad en el marco del nuevo boom que vive Vaca Muerta, y ante la denuncia pública de destacados profesionales sobre su delicada situación.

En el sector del Bajo Añelo, diversas empresas tienen inversiones para los próximos dos años por más de US$ 3.000 millones. Entre ellas se encuentra un gasoducto de Pampa Energía por US$ 250 millones, mientras que Shell desembolsará US$ 2.000 millones en 150 pozos en los próximos diez años, detalló diario Clarín.

Estos proyectos y los nuevos que pretendan desembarcar en ese yacimiento no convencional deberían tener que incluir en sus protocolos de exploración medidas específicas para cuidar la vida de la lagartija.