El ex dirigente de la Atech, Santiago Goodman, condenado por el incendio de la Legislatura de Chubut en 2019, pidió la nulidad del proceso y su absolución esgrimiendo que fue víctima de “espionaje ilegal” durante las protestas docentes.

La impugación de la sentencia la presentó este miércoles el defensor de Goodman ante los jueces de la cámara Penal de Trelew,  Alejandro Defranco, Cesar Zaratiagui y Adrián Barrios.

El tribunal de la Cámara Penal  dará a conocer su resolución el día 24 de octubre de 2022, y será por escrito.

En la audiencia, los defensores Juan Manuel Salgado y Sergio Miranda Alcázar plantearon un  “un supuesto espionaje ilegal" a los efectos de solicitar la nulidad del proceso y conseguir la absolución de Santiago Goodman.

También insistieron en que durante el proceso hubo una supuesta “criminalización de la protesta social” de la que formaron parte estas supuestas maniobras de “espionaje”.

LA POSTURA DE LA FISCAL

La fiscal del caso, Florencia Gómez, en cambio, repuso que “no se puede dejar de mencionar que la defensa no acreditó haber realizado denuncia penal alguna en relación con la existencia de espionaje ilegal”. 

“Nadie ha sancionado una protesta social, sino que la jueza ha condenado un delito, realizado y debidamente acreditado en un juicio oral y público con todas las garantías constitucionales”, repuso la fiscal Gómez.

A su vez, Gómez enfatizó que “permitir que por una causa válida puedan cometerse delitos implicaría necesariamente caer en una anarquía y daría vía libre para que no haya límite alguno al proceder de un manifestante".

Por último, la fiscal recordó que el propio Goodman en el juicio “se declaró como autor del hecho e incluso confesó que sabía lo que hacía, al margen de la justificación que pretendió darle”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!