Continúa el rescate del pequeño de cinco años atrapado desde hace tres días en un pozo de Marruecos. Durante las últimas horas, los rescatistas se acercaron lentamente al menor pero la operación presentó grandes dificultades por la inestabilidad del suelo.

El niño, identificado como Rayan, cayó el martes por la tarde a un pozo de 32 metros fuera de su casa en la aldea norteña de Ighran, detalló AP.

Los rescatistas cavaron un pozo paralelo de más de 31 metros de profundidad, informó la agencia marroquí MAP. Luego empezaron a excavar un túnel horizontal hacia el niño con ayuda de ingenieros topográficos.

Los trabajos continuaron luego de una interrupción. “La excavación se ha detenido momentáneamente por temor a un derrumbe del suelo circundante”, dijo el socorrista Abdelhadi Temrani a la televisora local 2M.

Los rescatistas hacen llegar oxígeno y agua al chico mediante una soga, pero no pueden bajar al pozo debido a la estrechez de su diámetro.

“Rezo y ruego a Dios que salga de ese pozo sano y salvo”, dijo su madre, Wassima Kharchich, a 2M. “Por favor, Dios, calma mi dolor y el suyo en ese pozo polvoriento”.

Personal médico y especialistas en reanimación se encuentran en el lugar para atender al niño tan pronto lo saquen y un helicóptero está en alerta para llevarlo al hospital más próximo.

Decenas de pobladores se encuentran en el lugar para ayudar u observar las tareas de rescate. En todo el país los marroquíes expresaron en las redes sociales sus esperanzas de que sobreviva, con el hashtag #SaveRayan, que ha llamado la atención en todo el mundo.

Un médico indicó a los medios locales que Rayan “inhala y exhala unas veinte veces por minuto, lo que es un buen indicador de su estado general de salud”. La frecuencia respiratoria normal para un chico de su edad es de entre 20 y 30 respiraciones por minuto.

Rescatistas pudieron establecer una conexión video para monitorearlo. En las imágenes, se puede ver al chiquito en el fondo del pozo, cubierto de tierra y con sangre en la cabeza, por lo que pudo haber sufrido alguna herida en la caída.

CRONOLOGÍA DEL CASO

Un pequeño de 5 años se encuentra atrapado en un pozo de 32 metros de profundidad, tras haber caído el martes pasado en la localidad marroquí de Ighran.

Según el diario local Le Matin, las autoridades movilizaron cinco maquinarias pesadas que están excavando de forma paralela al pozo para llegar a su profundidad y, desde ahí, intentan acceder al fondo del mismo para rescatar al pequeño Rayan.

En el operativo participan efectivos de la Protección Civil, Fuerzas Auxiliares, Gendarmería Realy la supervisión de las autoridades locales.

Con información de Los Andes

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!