CAPITAL FEDERAL - Por segundo día consecutivo, una medida de fuerza irracional de los pilotos nuclados en APLA vuelve a perjudicar a cientos de pasajeros de Aerolíneas Argentinas.

Según confirmaron desde la compañía, los vuelos afectados son los mismos que fueron cancelados este miércoles: el AR 1872 Aeroparque-Bariloche, y el AR 1873 Bariloche-Ezeiza.

El gremio APLA, comandado por Pablo Biro, emitió en los últimos días un mandato a los pilotos agremiados para que rechacen los vuelos que impliquen varios tramos con más de 7 horas en el aire, algo habitual en todas las empresas aéreas del mundo.

La medida de fuerza puede afectar los vuelos desde Aeroparque y Ezeiza a Ushuaia, El Calafate, Trelew, Río de Janeiro, Tucumán, Mendoza, Neuquén e Iguazú.

Desde Aerolíneas Argentinas aclararon que "en ningún caso los tramos cuestionados superan el tiempo de vuelo máximo programable. Según lo dispuesto en el artículo 4 del decreto 671/94, ninguno supera las 8 horas de tiempo de vuelo en 24 horas permitidas por esa normativa".

"La programación de este tipo de vuelos, que combinan distintos tramos, apunta a la optimización del uso de los recursos, tanto de aviones como de personal", señalaron desde la compañía.

Aerolíneas Argentinas ostenta el rango de 7 estrellas en seguridad, el máximo a nivel internacional, según el ranking elaborado por la reconocida Airline Ratings. "La compañía ha cumplido y cumple todas las normas de seguridad vigentes, porque la seguridad de los vuelos es, precisamente, su primera preocupación", señalaron.

El martes, Aerolíneas Argentinas envió una carta documento a APLA intimando a desistir de la medida y en forma paralela, la compañía hizo una denuncia ante la secretaría de Trabajo nacional por esta amenaza al normal cumplimiento del servicio.