COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La coordinadora de la División de Epidemiología y Enfermedades Prevalentes del Área Programática Sur del Hospital Regional, Susana Muñoz, y la directora de Programas del Área Programática, Verónica Cortés, se refirieron a la situación en la cordillera tras el brote de hantavirus que mantuvo en vilo a ese sector y a toda la provincia. Confirmaron en diálogo con ADNSUR que el brote “está controlado” y que el 24 de marzo “terminaría el aislamiento” para 23 personas.

“Está controlado el brote de Epuyén; sólo quedan personas en aislamiento respiratorio porque estuvieron en contacto con los últimos casos pero ya no hay internados ni personas en riesgo y no hubo casos nuevos”, dijo Muñoz. “Eso nos permite estar tranquilos, pero en esta época del año puede haber casos no relacionados con el brote porque la cordillera es zona endémica y puede haber algún caso como hay todos los años. Lo más frecuente es que se dé entre los trabajadores”, agregó.

En tanto, Cortés, dijo que “quedan 23 personas aisladas y el 24 de marzo terminaría el aislamiento. Se cerraría así el control del brote”, Cortés.