Trabajadores del agro de la ciudad de 9 de Julio diseñaron mini casas insipiradas en las tiny house que existen en Estados Unidos pero con “mano de obra 100% argentina”.

Aunque parezca imposible pensar en tener una casa en menos de 45 días, y encima amueblada y trasladable a cualquier lugar, ya no lo es. 

Desde afuera parecen un container pero no lo son. Están hechas de chapa, tienen aislante y adentro un revestimiento que puede ser de madera o a gusto del cliente. Nosotros hacemos hasta los muebles”, le explicó a TN Andrés, encargado de la fábrica de small houses desde hace 17 años.

Pese a que no son prefabricadas, estas viviendas pueden levantarse desde cero en 30 a 45 días, un plazo que puede extenderse por la demanda del mercado al momento del pedido.

“La gente de campo usa mucho ese sistema porque una vez que tenés un terreno, solo hace falta instalar la conexión a los servicios y nada más. Incluso creamos la posibilidad de que sea autónoma en energía, y pueden instalarse paneles solares en el techo”, detalló.

Una opción ante la falta de viviendas

Esta innovación es una buena opción para intentar paliar la falta de viviendas y ganarle a la inflación. “Con este tipo de casas te evitás que te corra la suba del precio de los materiales o su faltante, y también te ahorrás cualquier atraso en el avance de obra que puede surgir por complicaciones con los trabajadores”, indicó Andrés. 

¿Cuánto sale una small house?

El valor de una small house totalmente amueblada ronda los $6.200.000, pero el número puede variar según los requerimientos del cliente. “Lo interesante es que puede agrandarse si se ensambla con otra construcción, y que su traslado no es complejo: puede ser en camión, en una camilla de auxilio o ponerle ruedas a la casa y un sistema de giro”, indicó Andrés.

Desde la ciudad bonaerense de 9 de Julio llevaron casas a distintos campos de la zona, a Tigre y también instalaron en Punta del Este, Uruguay. 

“Como es movible, vos podés vender un terreno y te la llevás a donde quieras. Nosotros hacíamos solo casillas y éste es el paso que sentimos que debíamos dar para seguir creciendo”, explicó y agregó: “La gente cuando la ve se enloquece porque de afuera no te imaginás que en poco espacio vas a tener todas las comodidades. Parece una cosa y cuando entran se sorprenden. A nosotros eso nos da mucho orgullo”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!