CAPITAL FEDERAL - "El local de H&M en el Luxury de Palermo será más grande que el de Luján (en total tendrá más de 500 m2) e incluirá la colección de hombre, mujer y niños", precisó Sergio Blanco, presidente de Luxury Outlet.

La firma sueca H&M no llegó al país en forma directa sino a través de un acuerdo comercial para vender en el mercado local los excedentes de stocks que no pudo colocar en Europa. Detrás del desembarco de la marca se encuentra el empresario Arturo Alacahan, que también tiene las licencias para el mercado argentino de New Balance, Joma y Speedo.

"En el caso de H&M no tenemos la licencia de la marca, sino únicamente la autorización para la venta de sobrestock que les quedó de otros mercados. A esta mercadería se la compramos a mayoristas y lo importante es destacar que no se trata de ropa usada o productos de segunda, sino prendas que no llegaron a las tiendas de H&M por un tema de error de cálculo o sobrestock. Por eso, cumplen con lo que en la industria llamamos como 'mantener la curva', es decir tener todos los talles y tamaños", explicó Alacahan a LA NACION.

Los precios de las prendas de H&M que se comercializarán en Palermo estarán en línea con los valores de la marca en otros mercados: se encontrarán buzos para mujeres por $1500, jeans, a $1800; y remeras, a $1000.

H&M nació en 1947 en Suecia como un local de ropa femenina que se llamaba Hennes. Más adelante, su fundador, Erling Persson, compró la tienda de caza y pesca Mauritz. Desde ese momento, pasa a llamarse Hennes & Mauritz, y de esa fórmula viene sus sigla.

En 1974, la compañía comenzó a cotizar en la Bolsa de Estocolmo, y dos años después abrió su primer local fuera de los países escandinavos, en Londres. En 2013, H&M fundó su primera tienda en Chile concretando así su desembarco en el hemisferio sur.