Este jueves AFIP emitió la resolución 5272 que establece el cobro de una nueva percepción a cuenta de bienes personales del 25%, aplicable a la hora de hacer consumos en el exterior, como comprar un pasaje aéreo. 

De esta forma, por un ticket con una tarifa de US$800, alguien que paga con una tarjeta emitida en la Argentina o con una transferencia en pesos abonaría un 107% adicional de impuestos (US$856) entre el impuesto PAIS del 30%, la percepción a cuenta del impuesto a las Ganancias del 45%, la nueva percepción y el impuesto del 7% de turismo.

Pero esta cuenta podría ser aún superior en caso de pagar en efectivo en pesos, ya que ahí se suma un impuesto del 5% que lleva la carga al 112%. Esto sin contar las tasas (Aeropuertos Argentina 2000 cobra una tasa de US$57, Migraciones, una de US$10; y ANAC, una de US$8).

“La aplicación de esta percepción extra no hace más que seguir sumando cargas a una actividad que es generadora e impulsora de empleo genuino en Argentina”, dijo hoy el Foro Argentino de Consultores & Empresas de Viajes (Facve), en un comunicado en el que resaltaron también que el turismo no es el responsable de la falta de dólares del Banco Central.

“Dada la lógica del sector, la balanza comercial funciona con argentinos que salen del país y extranjeros que ingresan. Más impuestos atentan contra la recuperación de la oferta de vuelos internacionales, y en caso de avanzar en tal sentido, Argentina seguirá perdiendo conectividad con el mundo, limitando gravemente el ingreso de divisas al país por parte del turismo extranjero”, apuntaron.

Por otro lado, volvieron a insistir en que la cuenta “turismo” en el déficit del Banco Central está distorsionada porque contempla todos los ítems realizados con tarjeta en moneda extranjera. Por último, para la entidad, esta medida afecta no solo a los pasajeros que desean viajar por turismo, sino también por negocios y salud, entre otros motivos.

Por su parte, la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt) dijo que, con la decisión, se beneficia más a quiénes consumen turismo directamente en el exterior que a quienes viajan a través de una agencia argentina que genera empleo e ingreso de divisas. “Son medidas que no resuelven los problemas económicos del país sino todo lo contrario. Se castiga incluso a los empresarios que van en busca de dólares para el país que terminan pagando 25% más por no poder recuperar la percepción”, señalaron.

En cuanto a la cuenta turismo, Andrés Deya, presidente de Faevyt, aseguró que el 75% de los gastos con tarjeta de crédito en moneda extranjera están vinculados al comercio online y no a la industria del turismo.

“Con esta medida, una vez más, se castiga a quienes damos trabajo en el país diferenciando los gastos en el exterior y promoviendo que no se contrate por agencias de viajes argentinas. Los grandes perjudicados son los pasajeros y las empresas de turismo más del 95% de las cuales son Pymes”, concluyó.

Con información de La Nación

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!