Patrullas de la Policía Federal y de Gendarmería rastrillaron este pasado viernes con perros adiestrados y sin resultados la zona del Valle de Piedra en la localidad de Potrero de los Funes, San Luis, buscando el cuerpo de Guadalupe Belén Lucero, 

El operativo se dio a partir de datos aportados por el joven Sergio Andrés Ponce, quien en una declaración policial dijo que ahorcó a Guadalupe en ese lugar y había enterrado allí su cuerpo.

Fue negativo el rastrillaje en la búsqueda del cuerpo de Guadalupe Lucero

Ponce, de 26 años y quien padece esquizofrenia, también declaró en sede policial que había asesinado a Guadalupe, de 6 años, en su casa luego de drogarla y quemar su cuerpo.

A su vez, en una misma declaración brindó dos versiones distintas sobre un mismo hecho el pasado miércoles, sin embargo, logró movilizar la investigación que realiza la Justicia federal.

Peritos de la Policía Federal allanaron el pasado jueves por la noche la casa donde reside el joven asesino, realizando pruebas con luminol y buscando otros indicios, pero no obtuvieron ningún dato relevante para la investigación.

Los investigadores destacaron que los peritajes realizados en el teléfono celular de Ponce descartan su presencia en el barrio donde desapareció Guadalupe y también que ese día se haya movilizado hasta la localidad de Potrero de los Funes, por lo que sus dichos perdieron fuerza y generaron que el abogado del padre de Guadalupe, Héctor Zavala, desestimara este viernes que el testimonio de Ponce fuera veraz.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!