La decisión de una pareja italiana causó un verdadero escándalo en el país, luego de que se conociera que ambos frenaron la operación de corazón de su hijo de dos años porque no querían que recibiera una transfusión sanguínea proveniente de personas vacunadas contra el Covid.

El hecho tuvo lugar en Bolonia, a través de la negación a firmar el consentimiento para que el menor recibiera la donación de sangre, por lo que la cirugía urgente requerida por el menor no pudo ser llevada adelante.

A raíz de esta situación el policlínico Sant'Orsola de Bolonia, Italia, recurrió a la Justicia para que intervenga en la situación, y la fiscalía de menores a cargo de Silvia Marzocchi presentó un recurso ante el Tribunal de menores para proteger al menor y actuar ante una posible limitación de la patria potestad.

Según se pudo saber los padres del menor habían acudido a  al departamento de cardiología pediátrica del policlínico local, pero detuvieron el proceso cuando iban a firmar el consentimiento para cualquier transfusión de sangre durante la cirugía.

Ante esta situación alegaron que no querían que su hijo recibiera sangre de personas vacunadas, y desde el centro médico creen "que la cirugía prevista no se puede aplazar dado su extrema situación".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!