CAPITAL FEDERAL - Florencia Kirchner pidió que la Justicia la autorice a permanecer en Cuba hasta que reciba el alta médica. La hija de la expresidenta solicitó que se revoque la resolución que la obliga a volver a la Argentina el próximo jueves para enfrentar el juicio por la causa Los Sauces.

La senadora nacional Cristina Kirchner difundió la presentación que hizo el abogado de su hija, Carlos Beraldi, ante el Tribunal Oral Federal N°5. La defensa planteó que la Justicia requiera a través de la Embajada de la Argentina en Cuba "un informe detallado" sobre el estado de salud de Florencia Kirchner para "eliminar todo tipo de suspicacia".

"Hoy hicimos una presentación en los tribunales para solicitar que se revoque la muy grave y absurda resolución que obliga a mi hija Florencia a interrumpir el tratamiento médico que está realizando en Cuba y regresar al país este jueves", aseguró Cristina Kirchner en su cuenta de la red social Twitter.

Cristina Kirchner on Twitter

Florencia se encuentra bajo tratamiento ambulatorio el Centro de Investigaciones Médicas Quirúrgicas (Cimeq) de La Habana, Cuba. Según el resumen de la historia clínica, la hija de la exmandataria padece "un trastorno de estrés postraumático", por lo que los médicos le recomendaron que no viajara en avión. Los doctores Roberto Castellanos Gutiérrez y Charles Hall Smith le recomendaron que no regresara.

"El estado de salud de Florencia y la recomendación médica de no viajar se encuentra debidamente certificado en el resumen de su Historia Clínica que expidió el CIMEQ y fue ratificado por el Cuerpo Médico Forense, a solicitud de este mismo Tribunal", agregó Cristina Kirchner.

Según la líder de Unidad Ciudadana, "no existe ningún acto procesal que requiera la presencia física de Florencia de manera inmediata". "Esto no lo decimos solamente nosotros, sino que también lo señala el fiscal de manera contundente en su dictamen", remarcó.

Cristina Kirchner dijo que su hija siempre estuvo a derecho, a diferencia del fiscal de los cuadernos de las coimas, Carlos Stornelli. "De ninguna manera, su tratamiento puede ser tomado como una obstrucción a dichos procesos judiciales", apuntó.