Una nueva polémica podría salpicar por estas horas a la investigación por la fiesta en Olivos, luego de que se supiera que una de las imputadas podría ser sobreseída tras pagar 200 mil pesos a un hospital.

Se trata de Carolina Marafioti, quien arribó a un acuerdo con el fiscal de la causa el cual ahora deberá ser homologado por el juez Lino Mirabelli.

El acuerdo, reveló Infobae implica la extinción de la acción penal en los términos del artículo 59 inciso 6 del Código Penal, el cual establece que una pena podrá extinguirse “por conciliación o reparación integral del perjuicio, de conformidad con lo previsto por las leyes procesales correspondientes”.

Según explicó su abogado Alejandro Rúa, quien también defiende ocasionalmente a Cristina Kirchner y Amado Boudou, Marafioti no tiene bienes a su nombre y alquila un departamento de tres ambientes en el barrio de Belgrano. Además, además de estar inscripta ante la AFIP como monotributista para realizar sus tareas como estilista.

“Difícil es mensurar el daño causado en este tipo de casos a los fines de la reparación, sin embargo, si puede intentar fijarse algún criterio que permita tornar operativo el instituto, concitando los intereses en juego”, sostuvo el fiscal en su dictamen.

El dinero, entonces, podría ser donado al Hospital Provincial Petrona V. de Cordero de San Fernando.

Cabe destacar que en agosto pasado el presidente Alberto Fernández ofreció donar durante cuatro meses su sueldo al Instituto Malbrán como reparación por el delito cometido.

En los próximos días, además, la primera dama Fabiola Yañez podría apelar a una acción similar. “Yo voy a proponer una reparación relacionada con la salud. Puede ser la compra de un respirador o el pago de unos días de una internación en terapia intensiva“, había dicho su abogado, Juan Pablo Fioribello en diciembre pasado en una entrevista con Infobae.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!