COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Según confirmaron fuentes de la familias a ADNSUR, la semana pasada falleció Priscila Eris Alely, una de las gemelas trillizas que nacieron en Comodoro Rivadavia el pasado 12 de agosto. La evolución de la salud de las hijas de Micaela Duran y Alejandro Ybañez era seguida por toda la comunidad, que acompañó con mensajes de aliento y cadenas de oración. El fallecimiento de una de las pequeñas produjo pesar en toda la ciudad.

Las trillizas nacieron prematuras, con 23 semanas de gestación -6 meses- y ninguna superó los 750 gr de peso. El nacimiento fue producto de un embarazo monocorial triamniótico -lo que significa que las tres niñas son genéticamente idénticas- y se da una vez cada 200 millones de nacimientos.

Los últimos partes emitidos por los profesionales del centro médico donde estaban internadas daban cuenta de lo crítico de su estado.

Reyna Iris Aytana, Priscila Eris Alely, y Aryadne Liz Eunice se encontraban con asistencia respiratoria mecánica y monitorización hemodinámica, recibiendo alimentación parenteral.

Tras comunicar el fallecimiento de Priscila, desde la familia se indicó que Reyna y Aryadne siguen con respiración asistida y en estado crítico.

Días atrás, su mamá Micaela había expresado que “les pusimos nombres de princesas y guerreras. Ellas están peleando. Pero necesitan energía y cariño de todos para seguir viviendo". "Hay que rezar por ellas", pidió, y agregó que "cada minuto cuenta, cada hora cuenta, estamos totalmente enfocados en ellas".

Un embarazo poco común

El embarazo múltiple es muy poco común, en este caso no se trató de un caso de fertilización asistida, sino de la división natural del óvulo dando lugar a tres fetos. Fue un embarazo monocorial triamniótico, lo que significa que las tres niñas son genéticamente idénticas. Se da como resultado de la fecundación de un óvulo y un espermatozoide que se dividieron en tres embriones en la primera etapa de gestación. Los tres se alimentan de la misma placenta, con tres cordones umbilicales pero cada uno se desarrolla en su propia bolsa amniótica.

Se estima que se da un caso cada 200 millones de nacimientos.