COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Tras un pedido para actualizar tarifas desde enero y luego de que desde el Concejo se indicara que será difícil que se trate hasta el próximo período legislativo, el gerente operativo de la SCPL, Fernando Lebrún, dijo que ven el tema con “preocupación”. En diálogo con Actualidad 2.0, argumentó en relación con los aumentos solicitados que en enero de 2016 se pagaban alrededor de 8 millones de pesos y con este nuevo aumento del paquete de energía comprado a Cammesa en febrero próximo “y con el salto adicional previsto para marzo estará en 90 o 100 millones de pesos”, alertó. Dijo que éste es “un ejercicio equilibrado pero si esta actualización tarifaria no ocurre el primer semestre del año que viene se dará vuelta otra vez la ecuación económica” profundizándose el déficit de la cooperativa.

“Nuestro primer reclamo es hacia la compañía que administra el mercado eléctrico –dijo por Cammesa-. Se hace una adecuación de precios mayoristas de la energía eléctrica a fin de año, la norma sale un día antes de que entren en vigencia y anticipándonos después de la audiencia pública hecha en Buenos Aires, adelantamos el pedido de actualización tarifaria al Ejecutivo municipal con copia al Legislativo y al Ente de Control, ya estábamos viendo que los tiempos estaban muy acotados. Entendemos que los procesos demandan plazos y autorizaciones, pero la realidad es que hoy los comodorenses estamos consumiendo una energía que tiene un 37% de aumento y en febrero tendremos un impacto de unos 25 millones de pesos y es dinero que deberíamos juntar entre nuestros asociados”.

Explicó que “es trasladar el costo del insumo principal. No estamos discutiendo costos de otro tipo como inflación, combustible sino que es el valor de la energía comprada a Cammesa”.

Lebrún confirmó que en enero de 2016 la cooperativa pagaba alrededor de 8 millones de pesos; luego, con el primer aumento en febrero la factura pasó a un valor de entre 24 y 27 millones de pesos y desde febrero de este año con el nuevo incremento pasó a 54 millones de pesos por mes. Con este nuevo aumento, la factura se irá a “75 millones de pesos” en febrero próximo “y con el salto adicional previsto para marzo estará en 90 o 100 millones de pesos”, alertó en alusión a que será 10 veces más de lo que pagaban a Cammesa hace apenas dos años.

“Estos aumentos tan importantes son muy difíciles de trasladar pero se debe entender desde los usuarios y los poderes concedentes que la no adecuación de tarifas hacen que la cooperativa se desfinancie. El ejercicio pasado perdimos 190 millones de pesos, en su mayoría por el desfasaje en la actualización tarifaria”, recordó.

Lebrún agregó que “cuando uno se lo quiere explicar a Cammesa o a la Secretaría de energía no encontramos eco, por ejemplo con la propuesta de pago y nos ha sido denegada”.

“Es muy difícil lograr hacer sustentable el servicio. La falta de dinero termina en falta de inversión para mejorar el servicio de acuerdo a lo que merecen los asociados. Es difícil de resolver”, evaluó.

Dijo que “este primero semestre del ejercicio los números nos están acompañando, es un ejercicio equilibrado pero si esta actualización tarifaria no ocurre el primer semestre del año que viene se dará vuelta otra vez la ecuación económica. Eso debemos entender los socios, vecinos, quienes deben autorizar los incrementos tarifarios, etc. Son cosas exógenas al funcionamiento de la cooperativa”, especificó.

Dijo que el no tratamiento del aumento profundiza déficit de la cooperativa. “Teníamos esperanza de que se convoque a extraordinaria para que se trate. El aumento estaba previsto en dos tramos en enero y marzo: Tendremos que hacer gestiones ante Cammesa para ver si logramos que permitan pagar el aumento diferido sin intereses establecidos para amortiguar un poco el desfasaje”.

Sobre el porcentaje de aumento pedido en diciembre y febrero sobre la tarifa eléctrica, dijo que sería, tras haber sido revisado, de “un 23,5% en enero y un 9,36%” en marzo.

Reconoció que “no son facturas normales. Hay facturas muy elevadas” porque “la evolución de los precios de la energía eléctrica tiene que ver con cubrir los costos de generación, no con la inflación”. Los costos estaban muy atrasados y ese dinero que pagábamos no alcanzaba a hacerlo y lo terminábamos poniendo por otro lado con impuestos”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!