El juez Fabio Monti dispuso este viernes que un hombre acusado de haber violado y golpeado a su hija de 10 años continúe en prisión preventiva.

La niña, en cámara gessel, reconoció a su padre biológico como autor de los hechos de abuso sexual con acceso carnal y refirió además sobre golpes y vejaciones en el domicilio del imputado, en el que se encontraba por haberlo dispuesto en su momento la jueza de familia.

El aberrante hecho ocurrió en Trelew, el fiscal Rubén Kholer precisó que la pequeña víctima padece discapacidad con parálisis cerebral infantil hemiplejía epástica.

El investigador recordó que la audiencia de control de prisión se había efectuado el 7 de julio pasado y en esta revisión la Fiscalía postuló que la probabilidad de autoría se había robustecido, correspondiéndose el testimonio en cámara gessel con el resto de la evidencia colectada.

Hizo hincapié además en la situación de vulnerabilidad de la pequeña, por lo que se solicitó que el imputado continúe en prisión preventiva hasta la celebración de la audiencia preliminar, teniendo en cuenta las características del hecho y la espera en expectativa, que va de los ocho a veinte años de prisión.

El Juez Fabio Monti, luego de escuchar a las partes y a la menor en su testimonio, valoró además la pericia ginecológica, las entrevistas y los informes presentados para resolver la continuidad de la prisión preventiva hasta la audiencia preliminar del imputado que fue defendido por Gilda Acomazzo, asistiendo también el asesor de familia Pablo Rey.

Con información de Radio 3

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!