CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Marzo es un mes "agitado" desde lo astronómico por la proximidad de los cuerpos celestes en el espacio. Entre otros fenómenos, este lunes 9 será la segunda -y anteúltima- superluna de 2020. Impactante, esta Luna llena de gusano, como se la conoce, dominará el cielo durante la noche del lunes y podrá verse de cualquier rincón del mundo ya que parecerá más grande de lo habitual.

La máxima luminosidad se dará a las 17.47 de la Hora Universal Coordinada (UTC); 23.47 en México; 1.47 en Colombia y Miami; y 3.47 en Argentina.  Una superluna es una luna llena que se forma al orbitar en el punto más cercano a la Tierra, esto es, en el perigeo. De acuerdo a los expertos, las superlunas pueden parecer tener hasta un 14 por ciento más de su tamaño habitual y ser hasta un 30 por ciento más brillantes que las lunas llenas normales.

¿POR QUÉ SE LLAMA LUNA DE GUSANO? 

Símbolo de la fertilidad, desde la antigüedad este satélite de la Tierra ha estado en el foco de atención de las diferentes culturas. Es que por su naturaleza y los efectos que provoca, desde siempre ha despertado un gran interés. Y más aún cuando está llena.

Tanto es así, que mes a mes le han otorgado un nombre de acuerdo a las características del clima. En este sentido, la Luna de Gusano es la primera de marzo porque, en el Hemisferio Norte hace referencia al deshielo, al momento en que comienzan a salir los gusanos de la tierra  y al comienzo de la primavera. Esta Luna llena también es conocida como Luna de Savia en tanto hace referencia al color que vuelven a tomar los campos a partir del final del invierno. En el Hemisferio Sur, por el contrario, señala el comienzo del otoño. 

Para los diferentes nombres que recibe este satélite de la Tierra, no hay explicaciones científicas. Simplemente fueron llamadas de este modo por los algonquinos -un grupo de pueblos nativos de Estados Unidos, Canadá y el norte de México- que las nombraron de acuerdo a los eventos agrícolas, culturales o climáticos del momento.

LA TRADICIÓN HINDÚ

Todos los años, millones de personas en India y el mundo se suman al festival Holi. La festividad celebra el comienzo de la primavera y arranca con la primera Luna llena de marzo -la Luna de Gusano o Holi, del 11° mes del calendario hindú- y se prolonga por tres días.

De origen mitológico, la fiesta busca valorizar el triunfo del bien contra el mal. Se basa en la leyenda que indica que Brahmá otorgó al rey Hiranyakashipu, el rey de los demonios, la bendición de no poder ser asesinado. Por este poder, la arrogancia de Kashipú hizo que hasta prohibiera la adoración de todos los otros dioses.

Sin embargo, Prajlad, su hijo, le continuaba rezando a Vishnú, por lo que su padre intentó matarlo varias veces y no lo consiguió. Entonces lo mandó a incinerar a la hoguera en brazos de su hermana Holika, que estaría protegida por un manto mágico para no quemarse. Sorpresivamente, la capa salió volando y el fuego terminó con la vida de Holika, pero Prajlad se salvó. Hoy, las hogueras forman parte de los rituales de la fiesta, además de los famosos polvos de colores que se arrojan al aire.