COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Este fin de semana habrá una nueva modificación en los precios de los combustibles, transformándose en la tercera de los últimos 30 días y la cuarta desde la devaluación de agosto, aun con el decreto de “congelamiento” en el medio.

El incremento tiene dos causales. Uno es de tipo impositivo, a partir de la aplicación del “Impuesto a los Combustibles Líquidos”, que se actualiza cada tres meses y se integra por la evolución del Indice de Precios al Consumidor (IPC), en combinación con el precio de los biocombustibles (que se utiliza para la producción de combustibles líquidos). Un segundo componente es el impuesto al dióxido de carbono, según detalló Daniel Molina, subsecretario de Desarrollo Productivo y Económico del Ministerio de Hidrocarburos de Chubut.

“En estos impuestos fijos, nos van a aumentar, desde el 1 de diciembre, $2,22 por litro de nafta y $1,46 por litro de gas oil, lo que significa un aumento en el precio final de un 4,6% para las naftas y un 3,3% para el gas oil”, explicó el funcionario, en diálogo con Actualidad 2.0.

Molina también reconoció que estos valores de incremento son una referencia de mínima, ya que a esto se puede sumar la variación que las operadoras reclamando por el atraso de precios en referencia al mercado internacional, producto del congelamiento de tres meses, que caducó el 14 de noviembre.

Tras cuestionar el comportamiento monopólico del mercado, a partir del liderazgo de YPF, el funcionario estimó que la tendencia de precios apunta a que el litro de nafta llegue a la paridad de un dólar, por lo que el mercado se equilibraría cuando los surtidores en el país reflejen ese valor, que hoy se ubicaría en torno a los 62 pesos por litro de nafta.

Pérdida del diferencial de precios patagónico

Molina también se refirió al modo en que se fue licuando la diferencia de precios que en los años 90 comenzó a regir en forma promocional para los combustibles en la Patagonia, ya que la nueva estructura impositiva fue borrando esa diferencia.

“En diciembre de 2015 la diferencia en el precio de naftas patagónicas era del 22,5%, mientras que hoy es del 11,5% -comparó-. El gas oil bajó el diferencial, desde un 17,3% a menos de un 3%”, añadió, dejando entrever que la incidencia impositiva podría ir borrando definitivamente los precios promocionales de esta región.

En ese marco, sumó sus críticas al proyecto de “Tasa vial” que se impulsa en Comodoro Rivadavia, que todavía está en discusión en el ámbito legislativo. “Hoy Las Heras hoy tiene el combustible más caro de la Patagonia, por aplicar esta misma tasa municipal”, cuestionó.