COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá la entrevista) – El asesor letrado del municipio de esta ciudad, Miguel Criado Arrieta, se refirió en Actualidad 2.0 a las declaraciones que realizó -por el mismo programa radial- el secretario de Planificación del Ministerio del Interior de la Nación, Fernando Alvarez de Celis, quien había asegurado que la obra del Estadio del Centenario, a cargo de la empresa CPC, “está sobrecertificada” en alrededor de 50 millones de pesos, por lo que el organismo remitió una carta documento al municipio para dar de baja el convenio, firmado con Nación en el año 2004.

Ante estas declaraciones, Criado Arrieta explicó que el municipio “recibió una carta documetno firmado por un subsecretario haciendo referencia a la obra del Estadio del Centenario pero con una indeterminación en el contenido”. Por tal motivo, remarcó que “una vez que me traigan el expediente, responderemos y pedí que se explayen por ítems”.

“Si la obra no se realizó, se harán las denuncias pero cuando decimos cuestiones por los medios, la indeterminación hace lugar a la presunción”, sostuvo. Y manifestó que “si hay algo mal hecho, se verificará, pero primero que digan qué es lo que está mal hecho”.

Alvarez de Celis había señalado que de no poder constatar los trabajos o materiales que aparecen como realizados pero que no pudieron verificarse en la obra efectivamente construida hasta aquí -según la auditoría recientemente realizada por el organismo nacional- la Municipalidad estaría obligado a devolver esa suma de dinero, o a exigirle a la empresa de Cristóbal López que restituya los fondos de los materiales. 

Mientras tanto, el Estadio del Centenario sigue paralizado.

En este sentido, Arrieta planteó que “acá la obra es adjudicada por la municipalidad que tiene la inspección de obras y las certificaciones salían de la esfera de la municipalidad y se pagaban a través del ministerio de Planificación”. De manera que “hay una empresa que hace una obra, alguien que certifica y otra que paga, por lo que hay tres estamentos a quienes pedirles cuentas de lo que se está haciendo pero tenés que dejar que cada sector se expida, la carta documento es muy pobre y la indeterminación es muy difícil de contestar”.

Por tal motivo, remarcó que “una vez que me traigan el expediente responderemos, pedí que por cada ítem que menciona la carta de manera genérica se explayen por ítem si se realizó, si se certificó, si firmaron funcionarios locales o de nación y demás cuestiones. Además, no sé de dónde sacaron eso de los 50 millones de pesos”.