Un hombre sufrió el incendio de su vivienda mientras se encontraba descansando en su interior y fue salvado por un niño vecino que ingresó al lugar al ver las llamas, en la localidad de Esquel.

El caso se produjo en la tarde del sábado en una precaria construcción del barrio Ceferino.

Allí el hombre estaba durmiendo la siesta, cuando por razones que se intentan establecer, se prendió fuego el techo.

Al ver las llamas, un vecino de 15 años entró al lugar y al revisar el interior, encontró al hombre dormido.

El hombre tiene 67 años y vive en una vivienda de Pasaje San Juan y Costanera, a donde poco después llegaron los bomberos.

Tras las primeras pericias, los bomberos creen que el fuego puede haberse iniciado por el mal estado de los caños de una cocina a leña, según informó EsqNotas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!