ESQUEL (ADNSUR) - Cerca de las 13:30 tuvieron que actuar brigadistas de incendio de la Subsecretaría de Bosques de la Provincia, bomberos y otras reparticiones, por el incendio que comenzó en una zona de pastizales al pie de la montaña sobre barrio Badén I, informó Diario Jornada. 

El fuego se propagó hacia arriba rápidamente dividiéndose en varios focos, que a los pocos minutos se hicieron prácticamente incontrolables para los hombres que combatían las llamas.

Varias dotaciones del cuartel de bomberos llegaron al lugar con autobombas, al igual que brigadistas del Servicio Provincial de Manejo del Fuego, con apoyatura de un avión hidrante del Servicio Federal de Manejo del Fuego.

Las maniobras se tornaron complicadas porque los focos de la parte más alta se expandían de forma rápida, ganando una gran superficie siniestrada de pastizales y matorrales, y con riesgo que se vieran afectados más pinares de los que ya se habían quemado.

Las causas del hecho serán investigadas, pero vecinos que dialogaron informalmente con Jornada no dudaron en indicar que fue intencional, y apuntaban a personas del mismo barrio Badén. 

Durante la noche del viernes, los brigadistas y bomberos continuaban trabajando y el avión hidrante seguía arrojando agua con el helibalde, para asentar las llamas y permitir la incursión de los brigadistas con herramientas de mano.

Si bien aún no había precisiones con respecto a los daños que habían causado las llamas, eran varias las hectáreas quemadas ya, aunque la exactitud del saldo del siniestro iniciado ayer se sabría una vez terminadas las tareas programadas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!