COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El gerente de la SCPL, Víctor Santana, planteó que se podría llegar a tener problemas en el abastecimiento eléctrico en caso de que se produzcan nevadas en Comodoro Rivadavia. “Uno esperaba un invierno con nevadas para proveer el levantamiento del Lago Muster pero hoy nos complican con las líneas y el problema es complejo”, remarcó. Además, indicó que se necesita trabajar en el sistema eléctrico pero una solución alternativa: "son los generadores que fueron paliativos en los últimos dos años”.

Santana informó que “primero el hecho del temporal, que ha socavado algunas líneas de alimentación que es la que nos abastece el tramo de Truncado -Comodoro son las más comprometidas” por lo que “eso lo plantearon como una urgencia y si queda inestable se puede plantear una interrupción de energía por lo que es uno de los puntos más críticos”.

“Son líneas con 80 años y la salida de Energía del Sur fue por problemas con una turbina, por lo que están enviando repuestos desde Estados Unidos. Al salir esas líneas, estamos en una inestabilidad en el abastecimiento de energía”, indicó en La Cien Punto Uno.

Y remarcó que “las obras necesarias llevarán 3 o 4 años de trabajo y mientras tanto tenemos que ver paliativos para sostener la demanda de energía”.

Santana sostuvo que esperan que "no haya nevadas en lo inmediato para sostener este sistema”. Y planteó que una solución alternativa “son los generadores que fueron paliativos en los últimos dos años. Los generadores se instalaron y nos han ayudado en alguna emergencia para sostener las demandas pico de invierno”.

Para las obras a realizar “se tiene estimado un costo de 30 millones” y detalló que “en Km 9 hay que hacer una subestación que haga la distribución más confiable de la energía. Son obras en las que hay que empezar a avanzar”.

Consultado sobre los 2500 millones solicitados, remarcó que es “todo para provisión de agua y no sólo por la emergencia donde el Estado Nacional ya hizo un acuerdo de 52 millones con el ENOHSA. Sumado a eso tenemos una etapa de 120 millones que presumimos necesitamos urgente para sostener el servicio porque la destrucción que han tenido los servicios de agua y cloaca son importante y hay que reponerlos para que la gente tenga los servicios como antes de la tormenta”.

De modo que en obras eléctricas “hablamos de 30 millones de dólares para la bajada y después son obras necesarias que no conozco el presupuesto pero dentro de poco tendremos algo más claro para hacer los planteos en el Estado Nacional” y luego 60 kilómetros con líneas hasta una estación transformadora a construir “y que es la más importante para zona norte. Es fundamental empezar a trabajar ahora para tener una mejor distribución de energía que se requiere”.   

Respecto a la línea de Truncado, “el problema es acceder a esos caminos porque pasa por los yacimientos de Tecpetrol y ellos estaban trabajando para mejorar el camino y poder acceder” dado que “lo importante es calzar las bases de las columnas para que tengan estabilidad ante condiciones climáticas”.

Consultado sobre la posibilidad de que PAE cargue energía a la línea de distribución para Comodoro, Santana remarcó que “ellos tienen 300 megas de generación pero lo necesitan para su producción y confiabilidad en su consumo. Se les solicitó si podían disponer de esa energía pero iban a contestar a ver qué podían proveer para el sistema eléctrico”.

En otro orden, Santana hizo referencia a la situación hídrica e indicó que las autoridades nacionales “fueron a ver distintos puntos de la ciudad y están en un camino de revisión y acompañamiento de toda esta situación. Esperamos que vengan porque lo necesitamos para todos los vecinos. Además, necesitamos 500 mts de caño de acero para reponer el acueducto de Manantiales Bher para dejar de hacer los cortes de zona norte y mantener el agua. El caño es muy costos, se pidió, todavía no llega y estamos buscando alternativas porque lo necesitamos urgente”.

Finalmente, indicó que en el acueducto Arenal Ciudadela “hay una parte crítica cerca de Laprida y la idea es salir de la emergencia reparándolo y después buscar el cambio de material, poner la manguera que se va funcionando para dar más confiabilidad y lo absorbe mejor ante cualquier movimiento de suelo”.