COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Una familia escapó de la crisis que hoy vive Venezuela, con la intención de encontrar un lugar mejor que les brindara la posibilidad de salvar la vida de su hijo de 8 años, quien padece un grave problema renal por lo que deberá comenzar diálisis.

Sebasthian López de 8 años y padece una uropatía obstructiva congénita que hoy pone en riesgo su vida, por lo que hace cinco meses su madre, Anaís Prado, llegó a Comodoro para establecerse y posibilitar la llegada de su marido, Rheviert López y de su hijo.

“Tenía amigos acá quienes me alojaron pero no podía traer a toda mi familia porque sería incómodo, no se conocían, pero gracias a Dios pude conseguir un empleo en un patio de comidas hace tres meses entonces hace dos meses ellos dos llegaron a Comodoro”, explicó Anaís a Crónica.

Y aseguró que principalmente se fueron de su país por el problema de salud de Sebasthian y la crisis en materia de salud que viven alli: “En Venezuela está complicado el tema, decidimos sacarlo porque no sabíamos qué podría haber pasado si seguía ahí. Tres veces lo operaron y ya había gran deterioro de la función renal”, aclaró.

El padre del pequeño destacó la atención de los especialistas que han atendido al menor desde su llegada a la ciudad en el Hospital Regional, y fueron quienes le confirmaron que debía comenzar con diálisis.

“Estamos orientados al trámite administrativo, posiblemente tengamos que ir a Buenos Aires al Hospital Garrahan, tenemos mucha incertidumbre y estamos pendiente de su salud”, explicó López.

Por último, la mujer señalo que esperan la posibilidad de que el niño pueda realizar la diálisis en la ciudad y no en Buenos Aires: “Sería comenzar nuevamente desde cero, al menos acá tengo trabajo, tenemos un techo y cubrimos nuestras necesidades. Yo solo quiero que mi hijo esté bien”, aseguró.