Muchos lo conocen como el quiosquero que está al lado de la Escuela 26, aquella institución histórica del barrio Ceferino, a donde miles de chicos han cursado sus estudios. Otros lo conocen por su pasión por la pesca. Sin embargo, pocos saben que Luis García, también es coleccionista. 

En ADNSUR ya te contamos del coleccionista de Juguetes, el de recuerdos, el de Elvis, y ahora te presentamos a este coleccionista de latas de gaseosas, cervezas y jugos; un hobby que empezó hace 40 años y que por estos días crece a paso firme con la llegada de nuevas latas al mercado.

Es que en época de cervezas artesanales, cada vez aparecen más envases con distintos motivos, lo que resulta una tentación para Luis. Aunque en su caso se trata de un coleccionista tranquilo.

Es quiosquero en Comodoro y colecciona más de 1500 latas desde hace mas de 40 años


El último martes, Luis recibió a ADNSUR en su casa del barrio Jorge Newbery, cerquita de la cancha de Lobo, allí donde creció, y contó cómo comenzó este hobby. “Está colección comenzó en el año 82. Ahí arranqué, después siguió y tenía amigos que viajaban afuera, tanto para el sur como para el norte, que me traían alguna latita si servían por las dudas; todas vacías. Así fue creciendo, son todas diferentes, pueden ser parecidas pero no son iguales: cambia una línea, el formato o la letra”, dice con orgullo.

Cuenta Luis, quien durante toda su vida trabajó en comercio; primero en la forrajería Santa Mónica y luego para Carlos Barile, “una familia hermosa que me ayudó mucho”, confiesa.

Durante muchos años Luis tuvo sus latas guardadas en cajas, cuidando que no se mojen ni se humedezcan, pero hace un tiempo decidió exhibirlas en el galpón del fondo de su casa, donde suele hacer trabajos manuales o el asado del domingo. 

“Tuve la suerte de poder levantar este galpón y se me ocurrió está idea; comprar la madera ranurada, cortar los vidrios de 8 centímetros de ancho y ahí arranqué. La mayoría son de 350 cc, con las que empecé, pero cuando pasaron los años empezaron a aparecer las latas de 450. Ahora tengo unas guardadas que con eso completo la línea de arriba y todo la estantería”.

Cuando complete esa línea Luis tendrá toda una pared de más de 8 metros de largo cubierto de pequeñas latas de gaseosa y cerveza. Muchas parecen iguales, pero son diferentes en su diseño. La mayoría son nacionales y otras tantas hoy ya no se ven en el mercado, tal como pasa con Kem Piña, la gaseosa brasileña, o Canadá Dry que son de la época del 1 a 1.

Otras en cambio se las trajeron desde el exterior, conociendo este hobby que tanto le gusta. “Mi hijo mayor cuando fue a Estados Unidos me trajo cinco o seis latas hermosas. Después un vendedor que visitaba mi negocio viajó a Bélgica y me trajo una lata. También traje algunas de Chile, cuando viajaba a Coyhaique. Y tengo seis latas muy lindas que me trajo la hermana de mi yerno de Ushuaia, que son de plástico. Son hermosas”, dice señalando los pequeños envases que llevan la leyenda Sofdrynk.

Lejos de conformarse con esa pared repleta de latas, Luis quiere ir por más y ya piensa en el próximo paso. “Tengo otro proyecto" - dice con satisfacción - "porque esto es todo caserito. Están las herramientas, yo trabajo acá los días que descanso, tengo el asador, pero hay un proyecto que quiero hacer, que es otro tipo de lugar”, agrega imaginándoselo en su cabeza. 

Luis evita dar detalles de la idea. Quiere concretarla porque a veces es mejor hacer que hablar. Admite que hoy las latas tienen un precio elevado, que arranca desde los 280 o 300 pesos. Sin embargo, no arruga. “Está entrando mucha variedad de latas, a distintos precios y de distintas partes. Hay locales que se dedican a vender este tipo de latas y por ahí voy y compro alguna, pero salen 300 o 400 pesos. Por ahí voy y compró alguna, pero no me vuelvo loco, no es que ando buscando ni preguntando en internet a cuánto la tienen. Si me gusta la compro y listo”, dice con orgullo, este quiosquero, hincha de Racing, Newbery y Ford, que encontró un llamativo hobby que muy pocos conocen, pero que él contempla a diario: su gran colección de latas.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!