CAPITAL FEDERAL (CHEQUEADO) - Circula en Twitter y Facebook el mensaje de una usuaria que asegura haber sufrido “reacciones en la piel, dolor de cabeza y malestar estomacal” tras ser inoculada. Los datos de la cuenta son falsos: la foto de perfil pertenece a Elisa Carrió en su juventud y el DNI utilizado es el de un hombre. Además, la imagen de los supuestos efectos en la piel data al menos de 2012. 

La afirmación es falsa, y el usuario que la publicó aseguró más tarde que se trató de un “experimento social” y que los datos personales y fotos que aportó eran apócrifos.

El mensaje viral fue publicado originalmente por una usuaria de Twitter que dijo llamarse Sandra Romero, y luego se replicó en Facebook. “Me puse la vacuna Sputnik V el martes por la tarde y el jueves me produjo reacciones en la piel, acudí al médico pero me ignoraron, hoy por la tarde me agarró fuerte dolor de cabeza y malestar estomacal”, señala el mensaje, que luego fue eliminado. El posteo era acompañado por la imagen de una persona exhibiendo erupciones en la piel.

Los datos son falsos

Todos los datos publicados en el posteo original son falsos: ni la foto de perfil ni el DNI de la usuaria que denunció las reacciones negativas son reales, y la imagen de los supuestos efectos que le causó la vacuna aparece publicada en internet al menos desde 2012.

Además, la usuaria que publicó el posteo original borró el mensaje y aseguró posteriormente que se trató de “un experimento social para dejar en ridículo al macrismo”. “Cualquiera puede crear una fake news y ser viral, así como saben que esta es mentira, todas las demás también son mentiras. La diferencia es que esta saben que es mentira porque la autora lo está diciendo”, agregó.

La imagen de perfil de la supuesta usuaria es, en realidad, una foto de juventud de la ex diputada nacional de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien la publicó en sus redes sociales en julio de 2018. En tanto, el DNI que menciona la usuaria como propio pertenece en realidad a un hombre, Ignacio Lastra Baez, quien también realizó la aclaración en su perfil de Facebook.

Finalmente, la foto que muestra los supuestos efectos adversos de la vacuna aparece como ilustración de distintos artículos sobre reacciones alérgicas de la piel (ver acá y acá) y, de acuerdo con una búsqueda inversa de imágenes realizada en Google, data al menos de 2012.

La cuenta en la que se publicó el mensaje viral creó su perfil de Twitter en diciembre último, y tiene apenas 78 seguidores. Actualmente, esa red social restringió su actividad de forma temporal, pero todavía se puede visualizar si se lo desea.