CHUBUT (ADNSUR) -  El Gobierno del Chubut, a través del Ministerio de la Familia y Promoción Social, realizó la entrega de subsidios no reintegrables a cuarenta familias afectadas por la contingencia sanitaria en la zona cordillerana, por un monto total de dos millones de pesos.

Los subsidios fueron entregados a personas que no pudieron continuar con sus trabajos a raíz del aislamiento obligatorio.

El subsecretario de Desarrollo Social, Alberto Amhed, explicó que “estuvimos en la cordillera cerrando el programa de ayuda social, trabajando en conjunto con los municipios y logramos crear dos líneas de subsidios”. “En primer lugar brindamos ayuda a los municipios de Epuyén, El Maitén, Cholila, Trevelin y Lago Puelo efectuándoles transferencias ppara poder asistir a los vecinos en forma corriente y para que tengan los fondos necesarios para poder hacer frente".

Asimismo aclaró que además de las transferencias realizadas, se puso en marcha otra línea de asistencia, subsidios no reintegrables, destinada a cuarenta familias que necesitaban ayuda económica debido a que no pudieron continuar con sus trabajos y cesaron sus ingresos a raíz del aislamiento obligatorio que tuvieron que cumplir.

“Junto con trabajadores sociales en terreno se estudió a cada familia y se analizó a partir de los ingresos y las necesidades de cada una. También sumado a aquellos que continúan en aislamiento, en rehabilitación y los que perdieron familiares”, señaló el funcionario.

Quien además destacó que "seguimos trabajando con los equipos de salud que continúan asistiendo en la parte sanitaria y de salud mental, por lo cual establecimos que esto se pueda sostener por lo menos 6 meses más. Estos subsidios son no reintegrables y como esto es dinámico seguimos expectantes y relevando situaciones, sobre todo con las familias que están volviendo a sus casas luego de largos periodos de internación”, aseguró.