Este jueves, se concretaron dos nuevas entregas de viviendas sociales a familias en situación de vulnerabilidad. En esta oportunidad, ocurrió en zona sur. 

Las entregas se desarrollaron en los barrios Fracción 14 y 15, donde las beneficiarias fueron Úrsula Carhuavilca y Angélica Márquez. Se trata de dos familias que solicitaron la ayuda en la Subsecretaría de Hábitat y fueron entrevistadas por trabajadoras sociales, las cuales analizaron cada caso puntual y resolvieron que necesitaban una vivienda.

En este sentido, Sampaoli sostuvo “realmente para nosotros es muy gratificante poder compartir, que ellos nos permitan acompañarlos en este momento porque es lo lindo de la función”.

“Sabemos que hay mucha gente en Comodoro que aún está a la espera de una vivienda. Son soluciones que podemos ir encarando con presupuesto municipal y para nosotros es gratificante poder colaborar”, enfatizó.

Entregaron dos nuevas viviendas sociales en los barrios Fracción 14 y 15

En cuanto a las viviendas sociales, Sampaoli las calificó de muy buena calidad por la situación de las familias del programa, con habitaciones individuales, el baño completo y de buena estructura.

Una mejor calidad de vida para sus hijos

Por su parte, la primera beneficiaria de esta entrega, Úrsula Carhuavilca, comentó que “tiene cinco nenes, uno con discapacidad y aunque cuento con la ayuda de mi pareja, no nos rinde la economía. Tengo una casa de chapa muy deteriorada y a mi hijo de 14 años con hipertrofia, epilepsia y además es sordo, hice los trámites y ya cuenta con los audífonos”.

“Realicé la documentación e insistí para poder operar a mi nene y tener la vivienda social, estoy muy agradecida con mi casita, es un sueño porque me cambia en todo”, manifestó.

Úrsula se emocionó porque ahora cuenta con todos los servicios. “Se instala el gas y ya me mudo para poder cocinar, les va a cambiar la vida a mis hijos porque no van a pasar frío y poder descansar como corresponde. Es una gran muestra del intendente y todos los que trabajan desde el Municipio”, exclamó.

De la misma forma, la segunda beneficiaria, Ángela Márquez, se mostró feliz y ansiosa por empezar el año en su nueva casa y con el llamado que consiguió trabajo. “Es lo mejor que nos pudo pasar en este tiempo, muy agradecida, hace seis años que espero y no pensé que iba a llegar, no creía hasta que vi la obra”.

“Esto es el comienzo de todo, empezar el año con trabajo y de muchas cosas nuevas que van a ir llegando, teniendo la casa es otra cosa, es la base de todo. Tengo dos hijos varones, dos nenas y somos cinco en total. Es algo que no tiene precio, estoy muy agradecida”, concluyó Ángela.

Es importante destacar, que la postulación de las familias es evaluada por un equipo de trabajadores sociales, donde se estudia detalladamente la situación de vulnerabilidad de cada una y la condición de precariedad en la que se encuentran viviendo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!