CAPITAL FEDERAL -  El enciero por la cuarentena debido a la pandemia de coronavirus complicó la realización de actividad física y trajo a muchos problemas de sobrepeso. Con una vida extremadamente sedentaria, los kilos y la grasa se empezaron a acumular. Eso también pasó en algunos animales, y a veces sus dueños no saben como lidiar con el problema y toman decisiones polémicas.

Lasagna era muy querida por sus dueños hasta engordó. Claramente, la causa de su obesidad es un evidente mal trabajo de la familia que la alimentaba. Alcanzó los 13 kilos de peso en muy poco tiempo, cuando no debería superar los 3.

Entonces, el mes pasado, Lasaña fue abandonada en un refugio de animales de Philadelphia (Estados Unidos). Apareció una jaula para animales con la gata en su interior en la puerta de la institución.

Fue entonces que Sarah Barnett, directora de desarrollo y comunicaciones del refugio ACCT, publicó en la cuenta de Twitter de la institución la imagen del felino y el pedido de ayuda. "La pobre Lasagna fue abandonada en una jaula para perros y con un peso de 13 kilos. A esta gata fornida le encantaría conocer a alguien que pueda ayudarla a perder todo el peso excesivo y convertirse en una gata sana y feliz".

Lo que vino después fue un aluvión de mensajes porque la imagen y la dramática historia de Lasagna se habían viralizado por las redes sociales conmoviendo a los usuarios. Llegaron miles de pedidos, pero desde el refugio lo tomaron con mucho cuidado para asegurarse que los nuevos dueños de la gata estrella de las redes realmente la cuidarían.

"Desafortunadamente el animal tiene mucho sobrepeso, lo que puede crear muchos problemas médicos, por lo que esperamos encontrarle un hogar maravilloso que pueda ayudarla a perder peso. Es muy dulce, pero realmente necesita encontrar un hogar que pueda ayudarla bajar de peso para que pueda ser un gato sano y feliz", contó Sarah Barnett al medio local Philadelphia Inquirer.

Fue tal la cantidad de pedidos de adopción que recibió, que comenzó a pedir que también se fijaran en los otros gatos y perros del refugio: "Cuando mucha gente está interesada en un animal, uno se siente mal por los demás", que pueden esperar en el refugio durante semanas o más, manifestó Barnett. "Nuestra esperanza es que todos los que quieran a Lasagna, o tal vez un tercio de ellos, vengan y adopten, o sepan que estamos aquí cuando estén listos".

Algunos días más tarde, llegó el esperado mensaje: "¡Lasagna fue adopatada! Se fue a una casa increíble en la que se comprometieron a cuidarla mejor que nadie, ella va a poder recuperar un peso saludable. Gracias a todos los que difundieron su historia, estamos muy contentos de ver que va a estar bien cuidada y que va a recibir todos los tratamientos médicos y la dieta que necesita", señaló Barnett. 

Luego, desde la cuenta de ACCT añadieron: "Se ha ido con una familia perfecta que se dedicará a ayudarle a recuperar un peso saludable". ¿Quienes son los nuevos dueños? La familia Hammer, de New Jersey.

Por último, Barnett se refirió a las dramáticas prácticas de los dueños que hacen engordar a sus mascotas: "Creo que es algo que la gente piensa que es muy lindo, y lo es. Es adorable", dijo lo sucedido con Lasagna. "Pero no es saludable, así que no dejes que tu gato engorde tanto".

Fuente: Clarín