NEUQUÉN (ADNSUR) – En la localidad de Loncopué se confirmaron 19 nuevos casos positivos de coronavirus en las últimas horas. Además ya se registraron dos muertes. Y las autoridades municipales señalan que un asado en plena cuarentena habría sido el disparador de los contagiados.

“Hay gente que no respetó la cuarentena y nos provocó un desastre”, afirmó el intendente Walter Fonseca, luego de que se confirmara la muerte de un hombre de 64 años internado en el hospital de Zapala, convirtiéndose en la segunda víctima fatal, ya que el primero, de 68 años, falleció el lunes.

Además, en el pueblo hay 60 personas aisladas y se esperan los resultados de los análisis que se les realizaron para saber si están infectados de coronavirus. Fonseca destacó que las personas que están aisladas tuvieron contacto con el hombre muerto en la madrugada del miércoles. “Se juntaron en zona de chacras, comieron un asado y compartieron una cerveza o un vino de la misma botella”, contó el jefe comunal.

Explicó además que se realiza una investigación para saber de qué manera comenzó a propagarse el virus en la localidad, “puede ser que se haya iniciado en ese encuentro familiar donde habría estado el paciente ‘cero’, ninguno de ellos hizo la cuarentena y expuso a otros”.

El funcionario aseguró que al primer muerto en la localidad le llevaron el virus a su casa. “Era un hombre con discapacidad que le pidió a su vecino, que actualmente se encuentra aislado, que le limpiara un calefactor. Esa persona es hijo del hombre fallecido en la madrugada de hoy (miércoles). Este supo después que había festejado su cumpleaños con familiares directos que habían viajado a Las Lajas y a la ciudad de Neuquén”, describió a La Mañana Neuquén.

Asimismo, Fonseca indicó que resulta muy difícil que los vecinos de la localidad cumplan con la cuarentena a pesar de los controles que se hacen. Y confirmó que en la tarde de este miércoles llegaron 40 camas y 20 colchones que serán destinados al hospital de campaña que se montará en el gimnasio municipal.