NEUQUÉN (ADNSUR) - La provincia de Neuquén se convirtió en pionera de una llamativa ley que prohíbe tirar las colillas de cigarrillos en la vía pública.

La Legislatura neuquina sancionó este jueves por unanimidad la ley que establece la prohibición de tirar colillas de cigarrillos en la calle y la vía pública. El objetivo es colaborar con la disminución del impacto ambiental que genera este tipo de desechos, indicó La Mañana de Neuquén.

Para llevar a cabo la normativa, se creó el Programa de Concientización Sin Colillas con el fin difundir información sobre los elevados índices de contaminación que generan las colillas en la vía pública.

La diputada Lorena Abdala, sostuvo en relación a la contaminación que generan estos residuos, que una sola colilla de cigarrillo contamina hasta 50 litros de agua y tarda diez años en descomponerse, al tiempo que recordó que las colillas son grandes causantes de focos de incendio.

Aunque el residuo es pequeño, se estima que son la mayor causa de basura en el mundo y que representan entre el 30 y 40% de todos los residuos recogidos cada año.