BUENOS AIRES - El 'Estado de la Población Mundial 2020', que dio a conocer el organismo de las Naciones Unidas (ONU) que se encarga de la salud sexual y reproductiva, a través de una conferencia de prensa online desde Panamá, se abocó este año a la situación de mujeres y niñas. "Contra mi voluntad. Desafiar las prácticas que perjudican a las mujeres y niñas e impiden la igualdad", es el título del documento.

El análisis indicó que en América Latina y el Caribe, 60 millones de niñas se casan antes de cumplir los 18 años, que más del 60% pertenece a grupos poblacionales de menores recursos económicos "por lo que están más expuestas a sufrir violencia basada en género, a tener menos ingresos y niveles de educación".

Además que "corren con mayor riesgo de estar aisladas socialmente y a tener hijos a una edad más temprana". Estos riesgos "se dan entre los hogares más pobres, que viven en áreas rurales, y entre grupos indígenas y afrodescendientes".

La investigación destacó que la prevalencia del matrimonio infantil en algunos países de la región "es comparable a la de África Subsahariana" pues los índices de estas prácticas superan el 30% en República Dominicana (36%), Nicaragua (35%), Honduras (34%) y Guatemala (30%), que presentan las tasas más altas. Y también que las niñas casadas antes de los 18 años en Brasil y México ocupan el cuarto y octavo lugar en las cifras mundiales sobre esta realidad.


"La falta de acciones o inversiones para solucionar esta situación afectaría a 9,7 millones de niñas hasta 2030, en una región donde las uniones no maritales son más frecuentes que los matrimonios legales y formales", destacó el organismo de ONU.

También aportó que América Latina y el Caribe "es la única región del mundo donde los matrimonios infantiles y las uniones tempranas no se han reducido en los últimos 25 años, de hecho, una de cada cuatro niñas se ve afectada por esta práctica".

En Argentina, los últimos datos sobre matrimonio infantil los aportó el trabajo de la Fundación Estudios e Investigación de la Mujer (Feim) que dirige Mabel Bianco, del año 2016, que registró 230.000 niñas y adolescentes casadas o en uniones convivenciales.

El Estado de Población 2020 se centró en tres violaciones de derechos de las niñas: el matrimonio infantil, la mutilación genital femenina, y la preferencia por los hijos varones muy en detrimento de las hijas.

"Al menos hay 19 prácticas nocivas (desde el planchado de los senos a las pruebas de virginidad) que tienen la consideración de violación de los derechos humanos", resaltó Unfpa.

Harold Robinson, director regional del organismo, señaló en la conferencia de prensa que "estas discriminaciones de hoy generan un trauma a lo largo de toda la vida de esas niñas e impiden su desarrollo".

El cálculo para este año es que "4,1 millones de niñas sufrirán una mutilación genital femenina. Hoy mismo, 33.000 niñas menores de 18 años se verán obligadas a casarse; por lo general, sus maridos son hombres mucho mayores que ellas".

"Casarse y unirse tempranamente interrumpe las trayectorias de vida de estas niñas", resaltó Neus Bernabue, asesora regional de Unfpa.

En tanto "en algunos países, la preferencia desaforada por los hijos varones ha promovido la selección del sexo con sesgo de género o casos de desamparo extremo que desembocan en la muerte de las niñas. El resultado son 140 millones de mujeres 'desaparecidas'".

Para Natalia Kanem, directora ejecutiva del Unfpa, "algunos avances conseguidos" peligran ante la pandemia por coronavirus "ya que ahora hay muchas más niñas en situación de riesgo".