COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El director de la Consultora E&M Patagonia Julio Ibáñez brindó detalles sobre un informe basado en las expectativas laborales e indicó en Actualidad 2.0 que durante el último año “serían 2800 personas aproximadamente las que perdieron el trabajo y el grueso de esa cantidad está vinculado a la zona sur y al sector petrolero”. Además, resaltó que “un 20% piensa que va a disminuir la cantidad de trabajadores y un 8% que se va a mantener constante”.

“El problema que uno tiene cuando habla de empresas es que siempre miramos hechos del pasado. Y cuando uno busca al medir expectativas es ver en qué están pensando y sobre cómo van a evolucionar”, informó Ibáñez.

E indicó que “dada la crisis en el sector petrolero, nos interesaba conocer cómo se está viendo desde el sector porque fue un año de fuerte respecto a la caída de empleo en el sector petrolero”.

Respecto a la situación en Chubut, el director de la consultora informó que “el último año hubo una caída del trabajo neto del 2,8 interanual y la mayoría están vinculados al sector petrolero. Serían 2800 personas aproximadamente y el grueso de estos trabajos perdidos están vinculados a la zona sur”.

Un primer indicador es ver cómo está yendo el precio del petróleo pero no alcanza con que aumente para que la actividad mejore. Por eso nos pareció interesante estudiar las expectativas de las empresas”, detalló Ibáñez.

Además, planteó que “del 100 por ciento de las encuestas de empresas, un 20% piensa que va a disminuir la cantidad de trabajadores y un 8% que se va a mantener constante”.

Respecto al sector gasífero, “llama la atención porque en definitiva se mueven en la misma sintonía y en las empresas más vinculadas al sector gasífero hay un 22% de respuestas que dicen que tienen expectativas positivas en la generación de empleo”.

“Tanto petróleo como gas, una parte cree que va a bajar el empleo. Se detecta que 1 de cada 4 respuestas dice que el empleo va a subir. El sector está migrando a la actividad gasífera y para ese lado va la política energética. De ese modo se abre el paragua de complejidad porque si las empresas esperan que el empleo crezca, hay que ver cómo se irán acentuando los problemas en la cuenca”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!