CAPITAL FEDERAL - Los analgésicos que se pueden obtener sin receta médica como el ibuprofeno se consideran, por creencia convencional, bastante seguros. Se usan para aliviar el dolor leve o moderado de cabeza, para molestias musculares y para dolores en las articulaciones. Pero si se exceden las dosis recomendadas o se usan durante largos períodos de tiempo, pueden representar problemas graves para la salud.

De entre todos los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, el ibuprofeno es el más popular. Es de acción rápida y se presenta como una opción muy eficaz para calmar molestias leves. Sin embargo, si se toma de forma inadecuada puede implicar problemas a nivel cardiovascular en personas que tengan alguna enfermedad del corazón.

“Me preocupa que la gente piense que medicamentos como el ibuprofeno son completamente seguros, y que no necesitan pensar en sus potenciales efectos secundarios”, dice el doctor Gary Curhan del Hospital Brigham and Women en una publicación del Time.

El envase más extendido es el de comprimidos de 600 mg a pesar de que los expertos aseguran que en muchos casos no se requiere una dosis tan elevada. 

Riesgos para la salud

Dosis altas de ibuprofeno aumentan hasta en un tercio más el riesgo de ataques cardíacos y otros problemas que afectan el corazón. Un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology ha registrado que existe un mayor riesgo de sufrir infartos y mayores posibilidades de sangrado entre aquellas personas que combinan la ingesta de anticoagulantes orales e ibuprofenos.

Pero el corazón no es el único afectado. El estudio también concluye que si se mezcla el ibuprofeno con otros medicamentos como el meloxicam, el naproxeno, el diclofenaco o el ketorolac, el riesgo de sufrir un ictus isquémico es mayor. También advierten que las mujeres embarazadas deberían evitarlo durante el primer o segundo trimestre de la gestación. Así como las personas con enfermedades en el hígado, riñones o con úlceras.

La agencia francesa del medicamento advirtió de los riesgos que el uso del ibuprofeno conlleva para el tratamiento de ciertas infecciones. A raíz de un estudio en los centros de Tours y Marsella, concluyeron que la infección por estreptococos puede empeorar por la toma de este fármaco. Durante el desarrollo del estudio que se inició en el año 2000, se detectaron 337 complicaciones graves debido a su uso.