ENTRE RÍOS - Escuchó que su tía hablaba de la pobreza y de la necesidad de darle una mano a los que menos tienen. Un problema que se vive en todo el país, pero que se siente fuerte en la localidad de Diamante, en la provincia de Entre Ríos. Y ella, sin dudarlo, decidió ayudar.

Esta es la historia de Valentina, una alumna excelente y abanderada. Pero la mejor nota que se sacó fue un 10 en solidaridad. El 20 de diciembre cumplió 15 años y no pidió regalos, sino alimentos para los comedores infantiles de su ciudad.

Cuando repartió las invitaciones para su fiesta a sus amigos y familiares les dijo que no quería que le llevaran regalos, sino una alimento no perecedero para ayudar a los que menos tienen. Su noble gesto tuvo una repercusión impresionante y cada uno de ellos respetó lo pedido por Valentina. Fue así que el salón de fiestas, además de música, canciones y risas se llenó de paquetes de fideos, latas de tomate, harina y arroz, entre otros alimentos.

La chica vive con su papá y su mamá, quienes con mucho esfuerzo pudieron hacerle la fiesta. "Ella quería un viaje, pero por el momento es imposible. Así que en principio íbamos a hacer algo en casa, pero Valentina se entusiasmó con la idea de tener una celebración", contó Corina, su mamá, en diálogo con TN y La Gente.

La propia Valentina publicó en las redes sociales fotos de esa hermosa noche, y contó que su mamá, con mucho amor, fue quien le hizo el vestido.

Valentina pudo disfrutar de su gran noche y el mejor regalo que recibió fueron los abrazos y besos de los nenes de los comedores escolares en los que ella repartió los alimentos que juntó.