El intendente de Comodoro Juan Pablo Luque encabezará este lunes 6 un acto por el centenario de YPF y en homenaje a los exypefianos que lucharon por sus derechos luego de la privatización de la empresa en los 90.

Será a las 17 horas en el ingreso a la histórica administración de YPF que aún conserva dicha función, y contará con la presencia del presidente de la empresa estatal, Pablo González; además del gobernador, diputados, senadores, ministros, instituciones, sindicatos, clubes y vecinos.

Durante la ceremonia, se realizarán reconocimientos a Elizabeth Barrionuevo, una de las primera mujeres trabajadoras de la empresa; al centro de jubilados de YPF; a la asociación vecinal de General Mosconi; al centro Amigos del Museo del Petróleo; y a la Asociación Marcelino Reyes del Hospital Alvear.

Una historia que nos atraviesa

En 1922, el ingeniero Enrique Mosconi fue enviado a Comodoro como administrador de la empresa para gestarla desde sus cimientos y organizarla como una empresa propiamente dicha.

No solo logró que compita con otras empresas petroleras locales sino que se alzó como una de las principales del mundo en la materia. Bajo su orden y con ideas nacionalistas claramente marcadas, fue armando campamentos para lograr retener la mano de obra extranjera que vivía en el territorio, y luego captando la migración nacional. Transformó a la empresa como un lugar de trabajo y de vida para los trabajadores.

Mosconi trazó una serie de medidas que iban desde el cuidado de la salud y la provisión de viviendas, hasta el manejo de la educación y el tiempo libre, pasando por nuevos modos de organización del trabajo. Su presencia al frente de YPF no solo significó profundos cambios, tanto en la producción como en la comercialización de hidrocarburos por parte del Estado, sino también en la relación de la empresa con los trabajadores.

La empresa estatal tuvo décadas de apogeo, vaivenes propios de la economía nacional y mundial, hasta su privatización a principios de los 90´, que provocó miles de despidos y retiros voluntarios en Comodoro y toda la cuenca; como así también en otras ciudades petroleras donde se asentó la empresa como Cutral Co y Plaza Huincul, en Neuquén; y Tartagal, en Salta, entre otros. La consecuencia fueron territorios con graves crisis económicas y sociales.

En 2012, la presidente Cristina Kirchner decidió recuperar la petrolera tras años de desinversión en manos privadas, que habían obligado al país a importar gas y petróleo. Pasaron diez años desde que el Estado recuperó el control de la petrolera YPF.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!