El Presidente confesó que recibió amenazas de muerte pero se limitó al hablar del tema. “Recibí amenazas de muerte. Se están investigando. Está trabajando la Policía Federal. No es la primera vez”, dijo luego de la entrevista que brindó en A Dos Voces, donde realizó una polémica comparación entre la muerte del fiscal Alberto Nisman y el rol que ocupa Diego Luciani en el marco de la causa Vialidad.

Para aclarar sus dichos, Alberto Fernández explicó que "me preguntaron si yo no temía que a los fiscales les pase lo mismo que les pasó a Nisman. Esa fue la pregunta”.

El mandatario relacionó las “advertencias” a intimidaciones por una “lógica libertaria”. “¿Cómo puede ser que los libertarios no toleren al otro? Estamos viviendo un momento singular en el mundo entero y lo vimos en el Capitolio Americano: nunca reíamos que podíamos ver algo como lo que sucedió. No podemos hacernos los distraídos“, sostuvo Alberto Fernández.

Por otro lado, el Jefe de Estado argentino se quejó de los niveles de violencia que se hicieron visibles este lunes en una de las marchas que terminaron en la casa de Cristina Kirchner en el barrio porteño de Recoleta.

En este sentido, el Presidente señaló que “la democracia nos exige convivencia” y que “lo que estamos viendo es un caudal de ataques y violencia física que es insostenible”. “Esa gente comete el delito de incitación a la violencia y no hay ni un fiscal que haga algo”, agregó.

Con información de Radio Mitre

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!