COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La esposa del hombre de 62 años oriundo de esta ciudad y que fue confirmado como el primer caso de coronavirus en Chubut, relató el recorrido que realizaron desde su regreso de Brasil hasta el diagnóstico de COVID-19 que se conoció en la noche del martes.

La mujer, que se identificó como Yolanda, aseguró que llegaron a Comodoro el pasado 23 de marzo. Sin embargo, el regreso desde Buzios había comenzado el 21. “Nos quedamos una noche parados en la frontera con Iguazú. Al otro día tomamos vuelo a Buenos Aires. Ahí hicimos noche y el lunes 23 estábamos en Comodoro cumpliendo el aislamiento y del cual no salimos ni un día”, aseguró en declaraciones radiales. 

Tal como confirmaron fuentes oficiales, la mujer explicó que durante los 14 días de aislamiento obligatorio y total fue su hijo quien les llevaba la comida a diario: “Nos dejaba en el portón o adentro del living si es que estábamos en el quincho”, dijo.

Cumplida la cuarentena, el miércoles 8 de abril su marido viajó a la localidad de Sarmiento con un permiso y visitó allí a su padre “que tiene 96 años. Tiene allá una casa de repuestos. Tomó mate con él en la casa. Me gusta que se digan las verdades, las cosas como son”, dijo.

Dijo que en su recorrido “creo que estuvo en la Municipalidad de Sarmiento” y contó que “de allí ya vino con fiebre. Cuando volvió estaba mirando una película y el pasó directamente a acostarse. Se levantó a la noche, no quiso comer y se volvió a  acostar.  A las 3 de la mañana volvió a levantar mucha fiebre” y la pareja realizó la segunda consulta médica en la que se resolvió su internación.

La mujer aseguró que en su caso no registra síntomas como así tampoco los primos que viajaron con ellos a Brasil, “Me dicen que puede ser porque él es más  grande yo. Mi marido fumó mucho durante toda su vida. Tuvo dos infartos el año pasado y  puede estar más débil, puede ser por eso”.

Consultada sobre cómo y dónde pudo haberse contagiado, la mujer manifestó que “yo calculo que en el aeropuerto de Río de Janeiro. Había gente descontrolada, personas que golpeaban mostradores. Eran multitudes de personas para entrar al baño. Nosotros andamos con alcohol en gel, nos compramos los barbijos”.

Por último, la esposa del paciente explicó que el hombre “llegó al sanatorio (La Española) por una neumonía. Lo internaron por eso, no por coronavirus. Ayer recién nos enteramos” del diagnóstico.  Aseguró que “él está bien, me hace videollamadas, no lo puedo ver pero hablamos. Necesita tranquilidad”.