COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Lidia Oviedo y Andrea Acosta son payamédicas de Comodoro. Su misión es contribuir a la salud emocional de pacientes hospitalizados, para ello, se realizan intervenciones escénico-terapéuticas con un abordaje a través de la técnica del payaso teatral adaptándola al ámbito hospitalario con una técnica estética y deontología propia. En una nueva edición de Luchadores Sociales, Andrea y Lidia nos cuentan cómo es ser una payamédica.

"El mundo del payamédico es un mundo mágico. Uno lo crea tanto en su interior como en su exterior y lo trata de transmitir a sus producientes, no los llamamos pacientes. Porque intentamos curar la parte emocional, que muchas veces queda olvidada", explica Andrea en una conversación con Luchadores Sociales.

"A veces preparamos cosas y otras veces vemos qué sale. Porque te ven llegar con los colores y quien jugar, nosotros le decimos que vamos a hablar y hemos aprendiendo de plantas, animales, ciudades, porque empiezan a contar sus historias, que la hacemos propia, y la vamos llevando por todo el Hospital".

El mundo mágico de la Payamedicina

"Muchas veces no es reir, sino conversar", asegura Lidia y y agrega: "conversamos porque a veces hay personas que no tienen con qué hacerlo. Nosotros estamos con ellos y es así como lo sentimos".