COMODORO (ADNSUR) - Con barbijos tapando sus bocas, pero con una sonrisa de alegría y alivio en sus ojos, Laura Palomino, Ricardo Soplán y Alexis García cuentan desde China cómo viven los primeros días de libertad, luego de la cuarentena que tuvieron que realizar por el incremento desmedido en la cantidad de contagios por el coronavirus en ese país.

China fue el primer lugar que sufrió la pandemia. A fines de 2019 en la ciudad de Wuhan comenzó el brote y se expandió hacia todo el país, con más de 3300 personas fallecidas, según las cifras oficiales, aunque cuestionadas en el resto del mundo.

El gigante asiático antes que nadie vivió lo que hoy se padece en España, Italia y Estados Unidos, y lo que se trata de evitar en Argentina, donde ya hay 1451 contagiados y 43 muertes. 

Y Laura, Ricardo y Alexis, junto a Martín y Eugenia (hermano y cuñada de Laura), Sebastián Mulero y Magdalena Napoli lo vivieron en primera persona, y nunca imaginaron que iban atravesar esta dura experiencia cuando llegaron a cumplir su sueño de bailar en el extranjero.

 

CASI DOS MESES AISLADOS

Los chicos, oriundos de Chubut, arribaron el 29 de diciembre a China para cumplir un contrato de trabajo por dos años en el Window Of The World, un parque que es famoso por sus 130 atracciones turísticas, entre ellas una réplica de la Torre Eiffel de 108 metros de alto.

En los primeros días fue todo hermoso, pero poco a poco el coronavirus comenzó a escucharse más fuerte, principalmente en Argentina y otros países del mundo donde se hablaba de lo que sucedía en ese país.

El 10 de enero comenzó a cambiar todo y finalmente el día 25 entraron en cuarentena hasta los últimos de marzo; primero con una etapa de aislamiento preventivo con salidas al supermercado, y luego con 12 días de aislamiento total.

A mediados de marzo, Laura le contó a ADNSUR cómo vivián el aislamiento en el barrio cerrado que tiene el Window Of The World. La joven aseguró que los dejaban salir en grupo a de a tres, pero todos con barbijo y que eran vigilados con drones. Es que el país entero se paralizó, hubo miedo, preocupación y mucha presión. “Al principio no entendíamos qué era lo que estaba pasando. Estábamos muy asustados”, confesó.

Para esa fecha ya no quedaban libros sin leer y el catálogo de películas de Netflix se hacía cada vez más chico. Pero hace unos días ellos volvieron a salir a las calles en la gigante Shenzhen y no ocultaron su felicidad en un video que enviaron a ADNSUR a pedido de este medio. “Les contamos que estamos paseando por Shenzhen, ya volvimos a la normalidad después de 60 días de estar en cuarentena. De a poquito todo vuelve a ser como antes, tomando medidas. Igualmente nos estamos cuidando pero estamos re contentos paseando por Shenzhen”, dijo Laura ante la mirada de Ricardo, quién valoró la posibilidad de volver a salir a las calles.

“Gracias a Dios después de casi 60 días de estar encerrados podemos salir a la calle y disfrutar un poco”, admitió el bailarín, dejando también un claro mensaje para todo los argentinos. “Tratemos de que en Argentina no llegue a eso, tratemos que pase rápido, les mandamos los mejores deseos, fuerza y que no haya más contagiados”, señaló, deseando que la cuarentena termine rápido y con las menores consecuencias económicas posibles. 

 

En Shenzhen poco a poco todo vuelve a la normalidad luego del pico máximo de la pandemia por el coronavirus.En Shenzhen poco a poco todo vuelve a la normalidad luego del pico máximo de la pandemia por el coronavirus.
En Shenzhen poco a poco todo vuelve a la normalidad luego del pico máximo de la pandemia por el coronavirus.