COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Pasó el Día de la Madre pero en Comodoro Rivadavia en algunos alejados lugares aún se espera celebrar esta fecha especial. Se trata de merenderos y organizaciones sociales, donde los festejos significan mucho más que una simple celebración.

Valeria Santander hace dos años abrió un comedor en su casa, en la extensión del barrio Moure. La inundación que afectó a Comodoro Rivadavia la motivó a ayudar a quienes más lo necesitan, sabiendo en carne propia lo que es la pobreza y el último fin de semana fue una de las tantas mujeres que organizó un festejó para quienes más lo necesitan.

 

 

Al ser consultada por ADNSUR, Valeria aseguró que su principal motivación para llevar adelante esta iniciativa es su propio pasado: su niñez en comedores y en la calle de los barrios Jorge Newbery y Máximo Abásolo.  “La infancia mía fue muy difícil y hoy hay chicos que están pasando la misma situación que yo. Con esto por lo menos tienen donde ir a golpear la puerta a la hora que sea, a la madrugada o a cualquier hora, cuando están mal. Por eso yo decidí empezar con el merendero”, contó esta madre de cuatro hijos de 10, 14, 18 y 21 años.

Para la ocasión Valeria junto a un grupo de vecinos, y con el acompañamiento de la Peña de Independiente, realizó un pollo al disco en un baldío que se encuentra frente a su casa. Al lugar lo adornaron con globos y otros elementos que le dieron color, y luego del almuerzo realizaron un mate bingo para que todas se lleven un premio.

Para ellas significó una jornada especial, y para sus hijos el mejor regalo que le pudieron dar ante la imposibilidad de obsequiarle algo material.

“Es un día especial porque cada uno vino con su mamá a festejar el Día de la Madre. Todo esto lo hacemos con ayuda de la gente que colabora. Traen fideos, leche, Fundación Sí siempre colabora con algo y entre todos nos ayudamos”, dijo agradecida.

Valeria cuenta que cada tarde cerca de 120 chicos llegan a tomar la merienda. Los sábados la jornada es diferente e incluye almuerzo y juegos, siempre con ayuda de la peña de hinchas de Independiente que una vez al mes le toca cocinar.  

Los chicos también llegan de otros barrios y además pueden acceder a la biblioteca del merendero, al ropero solidario o participar del equipo de fútbol que se armó hace un mes y que entrena martes, miércoles y jueves.

 

 

FESTEJO EN LA ZONA ALTA DE LAS FLORES

Laura Aguirre por estos días también se prepara para el festejo en el merendero que inició hace 9 años en la zona alta del barrio La Flores, allí donde termina la calle Araucarias y donde la calle linda con el cerro.

La mujer con el acompañamiento de un merendero de Kilómetro 8 este sábado preparará un almuerzo para compartir con las madres del sector, quienes cada día llegan con sus hijos para poder darles un plato de comida.

“Queremos compartir con mamás, darles algunos regalitos a ellas y a los nenes. Para ellas es algo especial, muchas no tienen para celebrar por eso están re contentas que alguien de otro lado las homenajee es una alegría”, contó Laura a ADNSUR.

En Las Flores las actividades comenzarán a las 12. Los chicos llegarán con sus madres, y entre todos disfrutarán de un festejo que significará mucho más que una alegría en estos duros tiempos duros que se viven.