El sábado 28 de abril de 2001 la explosión de una caldera por una pérdida de gas causó momentos de terror en la Escuela N° 731, que compartía edificio con la Escuela Provincial N°2, en el barrio Pietrobelli de Comodoro Rivadavia. 14 estudiantes que disputaban un torneo de fútbol en el Salón de Usos Múltiples (SUM)  terminaron heridos.

Hoy, a 21 años de aquel episodio, la alarma nuevamente se volvió a encender cuando se evacuó todo el turno mañana de la Escuela Provincial N° 2 al detectarse una pérdida de gas. 

Este susto que se vivió inevitablemente llevó a la comunidad educativa, a recordar la explosión que en 2001 ocurrió en este mismo edificio. Ese día, se disputaba un torneo de fútbol a beneficio de los alumnos de 5° año que estaban próximos a egresar. A las 12:30 horas,  la caldera explotó dejando a 14 adolescentes heridos con cortes y quemaduras sin riesgo de vida.

El día que explotó la caldera del edificio de la Escuela N° 2 y dejó a 14 estudiantes heridos

De haber ocurrido un día de semana, podría haber sido una tragedia: “Se sintió un temblor y ahí sentimos la explosión. La pared de atrás del SUM se desmoronó contra lo que es hoy la plaza. Voló todo, hasta un piano que había atrás. Fue una tragedia bastante grande”, recordó tan solo hace unos meses atrás Leonardo Martínez, exestudiante, en diálogo con ADNSUR.

"Cuando pasaba por el pasillo de la puerta de acceso al salón, sentí una ola de calor que me atacaba por la espalda. Me di cuenta que algo ocurría y alerté a los chicos.  Mientras les gritaba, se produjo la explosión. Corrimos, sentíamos el fuego y los vidrios por todos lados" recordó Luis Zaffaroni, exvicedirector.

Fueron un total de 14 los estudiantes que debieron recibir asistencia médica producto de la explosión. Foto: archivo
Fueron un total de 14 los estudiantes que debieron recibir asistencia médica producto de la explosión. Foto: archivo

Luisa Zacharías, entonces directora del establecimiento, indicó que la explosión habría ocurrido en el marco de obras de refacción.  “En un descuido o tal vez negligencia, los obreros que estaban trabajando dejaron un caño de gas perdiendo”. Ese gas se acumuló durante la tarde - noche del viernes y la madrugada del sábado en un salón que estaba cerrado

Cuando los chicos llegaron al colegio para disputar el torneo de futbol se produjo el accidente.  Este martes el temor regreso dentro de la comunidad educativa de la Escuela N° 2  en medio de un alerta por una pérdida de gas.

Entre padres que llegaban para retirar a sus hijos, con rostros preocupados, una madre que habló con ADNSUR manifestó sus miedos y pidió mayores controles "porque es la vida de los docentes, porteros y alumnos. Yo vivo con el corazón en la boca", señaló.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!