COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá la entrevista) – Los centros de salud de todo el país están obligados a garantizar los abortos considerados no punibles por la ley vigente, pero los médicos tienen el derecho constitucional a declarar su "objeción de conciencia". Muchos se resisten por motivos religiosos o personales, pero también influye el miedo a posibles conflictos judiciales, cuestionamientos éticos, o represalias de parte de las parejas o padres de las mujeres que abortan. El problema aparece cuando la mayor parte de los profesionales de un hospital o una clínica son objetores y las interrupciones de los embarazos se dificultan, atrasan o directamente no se llevan a cabo.

La presidenta de la Cámara Civil de Comodoro Rivadavia, doctora Silvia Alonso remarcó en Actualidad 2.0 que al discutir la objeción de conciencia “hablamos de conciencia institucional, nos referimos a instituciones privadas y no el Estado que siempre tiene el deber de garantizar”.

 Discutir la objeción de conciencia “es colateral al debate que es el reconocimiento al derecho, las instituciones que se pueden negar, son las privadas porque el Estado es el garante del derecho. Esto significa que debe cuidar y analizar quiénes serán los integrantes del equipo médico de salud porque si en una comunidad rural pequeña el 100% son objetores de consciencia, el Estado no estaría garantizando el deber asumido”, informó.

Además, planteó que en los proyectos para la práctica del aborto aún “no hay unanimidad del plazo, hay legislaciones que reconocen 19 semanas. Pero sí tiene implicancias concretas. De todos modos, la semana 14 es la semana límite según la literatura médica para la aplicación del misoprostol”.

 La doctora, remarcó que “la objeción de conciencia nace como una herramienta en la cual las minorías buscan preservar su creencia religiosa. Nació, se potenció con fines pacifistas para no hacer el servicio militar obligatorio, y luego aparece en el ámbito de la salud”.

 Dado que en el debate que se está desarrollando en el Congreso, prevalece el rechazo a la legalización del aborto, indicó que “los tres senadores por Chubut se pronunciarían a favor de la despenalización y que está muy dividido y no hay certezas del resultado del 8 de agosto”.