COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Federico Mertian sabe que se vienen tiempos difíciles, más de lo que se vivieron en el último tiempo. Es propietario de dos tiendas de indumentaria -una que sufrió un robo total hace un tiempo y otra que abrió recientemente- y debe afrontar el pago de los sueldos de sus tres empleados, alquileres y proveedores. Sin embargo, no hay ingreso: la cuarentena obligatoria obligó a cerrar los comercios de ese tipo y la facturación cayó a cero.

Federico es uno de los 2988 comerciantes que hay en Chubut y que tienen entre 2 y 69 empleados, según indica un informe elaborado por la Federación Empresaria de Chubut.

El trabajo asegura que en la provincia hay 126 comercios de grandes proporciones con un promedio de 69 empleados; 117 medianas que tienen 25 trabajadores, 573 pequeñas que nuclean a 9 personas y 2172 microempresas que tienen hasta un promedio de 2 personas.

 

 

Federico pertenece a este último grupo y por estos días su preocupación más grande es poder pagarles a sus empleados, quienes deben poder costear sus propios gastos del mes. “Tengo una estructura de dos alquileres, uno de los cuales renové hace poco por un monto más grande y no entra en el congelamiento de los alquileres tres empleados, tres aportes y los impuestos, pero la realidad es que lo primordial es el sueldo de los empleados, después los alquileres y cubrir la parte de cheques porque como muchos comerciantes trabajo con cheques para tener un poco más de espalda o con la mercadería del proveedor, pero hoy esa cadena se rompió al no tener facturación, ingresos de tarjetas...la situación está en rojo”, admitió.

Por estos días, Federico analiza sacar un crédito para poder hacerle frente a los pagos. Sabe que es una carrera contra el tiempo porque un condicionante de los bancos es no tener mora. “La idea es ver la alternativa de un crédito donde la tasa no sea alta para después no estar otra vez en la misma situación, porque hasta que se acomode todo no va a haber el mismo nivel de facturación. Hoy todo está abocado a lo que es salud y comida; primero comemos y después vemos, y por último vestirse”, indicó.

En medio de todos estos gastos también queda el poder vivir. En su caso, Federico alquila un departamento y debe costar el gasto de la tarjeta de crédito. Además tiene dos hijos.

Por eso sabe que serán fundamentales las medidas que apliquen los gobiernos. “Esperemos que recibamos apoyo de provincia y por lo menos lo que es la intendencia, alguna medida con los ingresos brutos, algún plan de pagos de AFIP, porque si esto se extiende hasta el 12 de abril lo veo muy mal. El comercio también tiene que salir a trabajar, quizás con medidas preventivas, porque le da de comer a mucha gente y la economía sigue andando”.

 

 

 

EN LOS RESTAURANTES LA SITUACIÓN NO ES MUY DISTINTA

Gonzalo Segura, propietario del restaurante La Rastra, está en una situación similar con sus dos socios. Igual costea el pago del alquiler y tienen un total de 6 empleados.

En su caso, el local abrió cuando se lanzaron las primeras medidas preventivas a nivel municipal. Intentó vender el menú para llevar. Sin embargo, como la gente no está acostumbrada a esta modalidad no dio resultado, también influenciado por la baja del consumo. 

Por esa razón, cuando se lanzó la cuarentena obligatoria, el comercio bajó la persiana y ahora junto a sus socios analiza el panorama para evaluar los pasos a seguir. 

“Estamos esperando ver qué medidas toman respecto a los servicios, el alquiler y poder ver de alguna forma para poder pagarles a los empleados, porque estamos parados y los chicos tienen que cobrar, pero no tenemos la espalda para bancar esta situación”, explicó a ADNSUR.

Ya venía flojo por el tema de las vacaciones, porque Comodoro no es turístico, pero todo este tema, la verdad que nos mató. Por la cuarentena no anda mucha gente en el Centro y tampoco somos un restaurante donde la gente está acostumbrada a pedir comida y se complica un poco la situación. Por eso estamos esperando que anuncien alguna medida. Son muchas cosas, impuestos, cargas sociales, y tenés que tener una espalda muy grande para bancar esta situación pero nosotros somos personas comunes, no tenemos para poder sustentarlo”, agregó.

Lo único positivo que rescata de esta situación es el entendimiento de proveedores, que supieron entender cuando no pudieron pagar la mercadería solicitada y cuando en más de una ocasión rebotó un cheque por la falta de ingresos, que ya tenían previstos con el funciona habitual del restaurante.   

Al igual que Federico, su preocupación es el día después, ya que considera que a la gente le costará salir. “No creo que se active salir a comer, no es una necesidad primaria, es un lujo que uno se da y la verdad que somos varios lo que vivimos de esto, pero por ahora solo queda esperar. Ójala los servicios no los cobren, y esperamos alguna línea de crédito. Vamos a seguir perdiendo plata por los intereses pero hay que ponerle el pecho entre otros”, aseguró. 

LÍNEA DE CRÉDITOS A BAJO INTERÉS Y COMPENSACIÓN POR ZONA DESFAVORABLE

En el Gobierno provincial saben que el impacto por el coronavirus se hará sentir en los pequeños comercios, como también sucede con las exportaciones y el petróleo. Por esa razón, se trabaja en medidas que puedan apaciguar el impacto. 

Ya la semana pasada, el Banco del Chubut anunció la línea de créditos MiPyme, que estará vigente en principio por 90 días, a una tasa de 24% anual para hacerle frente al pago de sueldos, y ahora se trabaja en nuevas medidas, confirmó el ministro de Producción Leandro Cavaco a ADNSUR.

“Estamos trabajando en el tema. Sabemos que los comercios que tienen dos o tres empleados son los que se van a ver más afectados. Son la mayoría y son los que no tienen la espalda para soportar dos meses de inactividad. Es ahí donde tenemos que tratar de meter plata rápido para de sostener el empleo, que es lo primordial hoy en día. Las medidas que hasta ahora se han anunciado son corrimiento de ingresos brutos provinciales, postergación de pagos, postergación de obligaciones con el Banco Chubut y la línea de crédito con una tasa del 24%”, indicó.

 

 

Según se confirmó, también se está trabajando en una línea de crédito con una tasa más baja, pensada para el pago de salarios en comercios y micropymes. 

Es como explicó Cavaco “para aminorar el impacto lo que hay que hacer es inyectar rápido el sector comercial y micropyme de la provincia y estamos trabajando muy fuerte para generar una línea lo antes posible”.

Frente a esta panorama desde el Gobierno de Chubut también le están pidiendo a Nación que se compense el pago por zona desfavorable. 

En este sentido, desde el año pasado se trabaja en un proyecto que permita que el Estado Nacional compense el pago de zona desfavorable que las empresas realizan a los trabajadores de la Patagonia.

El beneficio se aplicaría con un crédito de libre disponibilidad en AFIP, que permitiría pagar IVA, ganancias u otro tributo. De esa forma, se reduciría un 20% el costo de mano de obra. La iniciativa también apuntaría a fomentar el empleo con beneficios por la incorporación de trabajadores.

Por el momento el proyecto se está trabajando, pero sería una buena alternativa en un momento de crisis, donde se prevé que algunos comercios quiebren y otros cierren como consecuencia del coronavirus.