COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La ruptura de la rutina. Nada más y nada menos que eso. La cuarentena por el coronavirus produjo un quiebre en la vida social y todo indica que durante los próximos días habrá que ingeniárselas, entre la creatividad, las tareas pendientes y el sentir el hogar; algo que muchos no pueden hacer durante el año por lo que conlleva la cotidianidad.

El efecto del coronavirus será recordado en Comodoro y Rada Tilly, quizás como también sucedió durante el temporal de 2017, donde las rutinas se vieron interrumpidas por la catástrofe y el daño. En esta oportunidad, se trata de aislarse, con otro tipo de daños colaterales, aunque no para no todos.

Es que por estos días, la preocupación de quienes dictan actividades recreativas es como mantendrán a sus alumnos. Por esa razón, muchos optaron por volcarse a las actividades online y seguir en contacto para ayudar a atravesar en forma más amena la cuarentena.

BAILAR A TRAVES DE UNA PANTALLA

Pablo Vila es el director de “Así se Goza”, una academia de danzas que por estos días imparte clases a través de las redes sociales. En diálogo con ADNSUR, el bailarín explicó cómo están afrontando esta situación.

“La idea es mantener un contacto cercano con los alumnos y no cortar de golpe. Ya desde el año pasado venimos encarando una academia online, venimos dándole forma y debido a esta situación nos vimos obligados a acelerar este proceso. Primero estamos encarando desde la 'Así se Goza' para seguir manteniendo los alumnos, pero la próxima semana ya lanzaremos la academia más que nada para llevar los alumnos a esa plataforma y que puedan comprar clases, intructorados”, explicó Vila.

La academia ya ha publicado clases de diferentes géneros y según explicó Vila la mayoría de los alumnos lo tomó bien. “La mayoría lo ha recibido bastante bien. Son muy poquitos los casos aislados que han pedido que quieren recuperar las clases de manera presencial, muchos lo hacen como una forma de apoyar a la academia y les gusta porque lo que estamos haciendo es armando un programa para que puedan continuar desde sus casas con teoría y práctica. También hacemos sorteo entre los grupos y estamos montando un sitio web y armando aulas virtuales de WhatsApp”, detalló.

Para este tipo de espacio una de las principales dificultades es cubrir los costos, tal como admite Vila. “Tenemos un importe de alquiler bastante elevado porque estamos en el Centro y cortar es directamente no poder abonar directamente nada. Entonces lo que estamos haciendo es continuar con la mayor cantidad de alumnos que podamos sostener de esta manera y por lo menos cubrir los gastos mínimos. Y fuera de eso tenemos 20 profesores que están a cargo nuestro.  Estamos pensando opciones; desde mantener alumnos de esta manera hasta cerrar el salón y seguir de alguna forma alternativa. Pero hay gente que está apoyando la movida, que saben lo que sale el costo de salón y demás; gente que deja de pagar y listo, que cuando se soluciones se van a acercar y es entendible; y gente que se quiere sumar con las clases ahora, pero que quieren pagar al contado”, explicó.

 

Academia Así se Goza

 

EL GIMNASIO EN LA CASA

En el gimnasio Invicta de Rada Tilly también elaboraron un plan alternativo, con clases online para los socios y el acompañamiento en el área de Nutrición, Psicología Deportiva y Ocio, a cargo de la licenciada Micaela Riestra, el licenciado Cesar Bernhardt, y el profesor Mariano It, respectivamente.

Mientras que a los profesores se los capacita en ejercicios, en un espacio que esta a cargo del profesor Leandro Quinodóz, pero también en liderazgo y psicología. 

Según explicó Blanco, el método tuvo buena aceptación y solo en la primera clase “asistieron 150 alumnos”.

INVICTIA

Así los socios de este gimnasio pueden continuar con sus clases utilizando las plataformas de Instagram y Facebook.

 

Laura Martinez

 

MUSICOTERAPIA PARA ALIVIAR LA CUARENTENA

Celina Vacca, por su parte, es licenciada en Musicoterapia, graduada en la Universidad del Salvador, trabaja con adultos y niños desde hace 20 años y como forma de ayudar a la comunidad se sumó a esa movida 2.0 en forma gratuita.

“Voy a compartir con algunas prácticas que creo que van a hacer falta en estos tiempos. La intención es acercarles a las personas que están cerca de mi medio y las que están cerca de ellas una propuesta de un grupo de WhatsApp que es totalmente gratuito. El que se quiera sumar va a recibir una práctica breve que puede hacer en su casa, con algún ejercicio con la voz y algún otro con música, porque desde el acompañamiento a la persona uno puede utilizar recursos propios para estar bien”, adelantó la especialista sobre la propuesta.

Celina asegura que las prácticas son sencillas y están basadas en técnicas que tienen que ver con la voz, la escucha y la concentración; pueden durar entre un minuto y medio o tres y centran a la persona muy rápidamente. “La enfocan y la conectan con lo esencial que es lo más importante, es una invitación a vivir la experiencia”, aseguró la especialista que dirige el Centro de Musicoterapia, Arte y Salud que se llama "Lilah casa de vida".

Quienes quieran participar pueden comunicarse mediante mensaje al WhatsApp 2976216857 y así ingresar a un grupo cerrado donde se recibirá la práctica y no habrá interacción entre los participantes.

“Es un aporte. En estas circunstancias uno tiende a caer en la desesperanza, el miedo y la idea es cultivar otras actitudes nuestras. Estas prácticas son muy sencillas y nos hacen dar cuenta que lo importante está muy cerca, en los recursos básicos que tenemos para tener un equilibrio mental y psíquico. La práctica de la medicina viene de tiempo memorables pero la musicoterapia se creó en la década del 70 justamente después de la guerra, cuando empezaron a ver que la gente que estaba en recuperación con música se siente mejor y a partir de ahí se comenzó a trabajar hasta sistematizar esta disciplina científica”, explicó la profesional.  

 

 

Así como en Comodoro y Rada Tilly algunos especialistas empiezan a brindar cursos online, como una forma de acompañar a la comunidad y también para solventar su propio mantenimiento, algo difícil en tiempos de cuarentena, otras empresas y compañías decidieron abrir catálogos para que la gente pueda acceder a capacitaciones en forma gratuita.

Por ejemplo, la plataforma Domestika, un sitio que ofrece cursos rentados online, habilitó cursos para chicos y grandes, desde “Dibujo y creatividad para pequeños grandes artistas”, “Técnicas de estampado para niños”, “Técnicas básicas de bordado: puntadas, composiciones y gamas cromáticas”, “Fotografía y vídeo profesional con tu móvil”, “Fotografía creativa para redes sociales” hasta “Ilustración de caricaturas vectoriales”.  

De esta forma, en tiempos de cuarentena también se puede aprovechar el tiempo aprendiendo, y realizando activades recreativas que permitan llevar mejor la ruptura de la rutina.