Dos horas de que se diera a conocer el dato de inflación de julio, el Banco Central comunicó a los bancos que elevó la tasa de referencia, la de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, al 69,50% nominal anual.

Esto implica una tasa efectiva anual -por el interés compuesto de renovar los vencimientos mes a mes durante un año, del 96,82%, es decir, cerca del 100 por ciento de inflación que algunas consultoras prevén para los próximos doce meses.

El movimiento es extremo, implica un salto de 9,5 puntos porcentuales respecto al nivel anterior, y anticipa que el número del Índice de Precios al Consumidor que dará a conocer el INDEC a las 16 horas puede ser peor a lo esperado por el mercado.

“El BCRA continuará calibrando la tasa de interés de política en el marco del proceso de normalización de la política monetaria en marcha, prestando especial atención a la evolución pasada y prospectiva del nivel general de precios y la dinámica del mercado de cambios. En tal sentido, el BCRA fijó la tasa de interés de la Leliq a 180 días en un nivel efectivo anual menor que su correspondiente a 28 días, proyectando una desaceleración del proceso inflacionario”, precisó la autoridad monetaria a través de un comunicado.

“A los efectos de optimizar la transmisión de la tasa de política monetaria a los distintos segmentos del sistema financiero y del mercado de capitales, se abrirá la posibilidad de que los Fondos Comunes de Inversión concerten operaciones de pase con el BCRA. Este accionar se complementa con una profundización de los esfuerzos de coordinación con el Ministerio de Economía de la Nación para que la estructura de tasas de interés del BCRA presente spreads razonables con las letras del Tesoro Nacional”, agregó.

Con esta suba, la octava en lo que va del 2022, la tasa de Leliq a 28 días superó por primera vez el nivel que tenía en el momento del cambio de Gobierno, en diciembre de 2019. Miguel Pesce, actual presidente del Banco Central, la había recibido en el 63% anual y se había apurado a recortarla en medio de fuertes críticas al efecto que habían tenido los altos rendimientos en pesos sobre la actividad económica.

Con una tasa nominal de 69,5%, la tasa efectiva anual de las Leliq se acerca al 100%, una cifra similar a las expectativas de inflación para el próximo años

Además, se trata de la tasa de política monetaria más alta desde el 9 de octubre de 2019. Y la suba más importante de una sola vez desde el 12 de agosto de 2019, cuando luego del derrumbe del mercado local que siguió al resultado de las primarias abiertas simultáneas y obligatorias (PASO) para las presidenciales de ese año, cuando la autoridad monetaria respondió con una suba de once puntos porcentuales (1.100 puntos básicos), desde 63,706% al 74,782% nominal anual.

El mercado ya descontaba que el presidente del BCRA, Miguel Pesce, y su equipo iban a decidir una suba importante de los rendimientos en pesos. El dato de inflación de julio que se conocerá esta tarde obligaba a una corrección, dado el acuerdo con el FMI que estipula que la autoridad monetaria debe mantener una tasa real positiva, esto es, por encima del ritmo de avance del nivel general de precios.

Pero las dimensiones del ajuste son mayores a lo esperado entre los operadores, lo que genera más expectativa por conocer el número del Índice de Precios al Consumidor del INDEC.

La expectativa está en 7,5%, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que elabora el propio Banco Central y en el que consulta a medio centenar de especialistas.

Fuente: Infobae

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!