COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – En el Archivo Histórico Municipal de Comodoro Rivadavia trabajan 13 personas. A Mauro Díaz hace dos años se le dio como misión ordenar el depósito. En palabras parece algo sencillo. Sin embargo, en la práctica era complejo, tedioso, pero fundamental.  El trabajo fue diario durante dos años y el resultado: un depósito ordenado, con mayor espacio y un mejor método.

El caso de Mauro explica un poco el cambio que tuvo el Archivo Histórico Municipal en esta última década en que los propios empleados modernizaron el sistema para poder acceder más fácil a documentos históricos que merecían ser conservados con los cuidados necesarios.

En este 2019, el Archivo Histórico busca seguir consolidando su función: proteger el patrimonio histórico y documental de la ciudad. Pero le suma un plus, que sea con ayuda de los vecinos.

Según explicaron a ADNSUR el profesor de Historia Juan Ahilin y Walter Luna, dos de los empleados del espacio, este proceso de cambio se inició en 2012 bajo la dirección de Norma Moreno, cuando se produjo un recambio generacional y la llegada de ellos dos junto al fotógrafo David Muñoz.

“Hubo una especie de recambio generacional y eso dio pie a plantear un diseño modesto pero trascendental a lo que era antes sobre qué hacer con todo el material que hay acá. Walter y David no es que lo organizaron, literalmente crearon la fototeca del archivo, porque una cosa es tener las fotos acumulándose y otra tener una base de datos y un sistema donde se digitaliza y se conservan los originales, inclusive los que nos prestan. Eso tiene una trascendencia, porque uno viene, busca y encuentra utilizando las normativas de la archivística y eso es toda una novedad. ¿Pero quienes notan el cambio? Los que vienen a investigar”, explica Juan.

 

 

LA HISTORIA EN ARCHIVOS

El Archivo Histórico Municipal se creó el 30 de abril de 1986 y tiene por objetivo recuperar, restaurar, proteger y conservar documentos públicos o privados con la misión de preservar la memoria de aquellos que hicieron la historia de la ciudad.

En el espacio se puede encontrar el primer padrón electoral de 1917, tal como público ADNSUR, o bien la primera fotografía de la ciudad cuando todavía no había sido fundada como tal.

El Archivo es un tesoro documental sin desperdicio. En sus rincones se guardan negativos de fotografías en vidrio o de otro tipo, archivos digitales o expedientes municipales, policiales o estatales que ayudan a entender cómo se vivía hace 100 años, cuando Comodoro era un par de casas y estaba lejos de ser la ciudad petrolera más importante de la Patagonia.

Entre los archivos, que incluso se utilizan para la promoción, se puede ver un plano a escala de 1928, cuando el Centro terminaba en la calle Almirante Brown y el resto era parte del océano Atlántico. También descubrir datos llamativos como por ejemplo que entre 1934 y 1944 murieron 2044 personas, es decir 0,52% por día.

Por supuesto también se encuentran diarios, revistas y hasta volantes antiguos; ediciones de “El Rivadavia”, fundado en 1917, y también de El Chubut.

LA HISTORIA DE MAÑANA

Para Ahilin el archivo tiene “una misión trascendental, no solamente proteger, conservar y restaurar”. Sin embargo, debe luchar con la historia de una ciudad “que no le ha dado valor a los documentos”.

Y a modo de ejemplo, detalla que “la policía ha quemado expedientes, no por capricho sino por reglamentación. Para ellos son papeles pero para nosotros es historia; los archivos de YPF se fueron de Comodoro y no van a volver nunca más. Todo eso se perdió y algún día con suerte lo vamos a poder consultar en el Aravico General de la Nación”.

Walter cuenta que para poder cambiar esta situación el Archivo Histórico está incentivando a cada institución y empresas privadas para que hagan su propio archivo y colaboren con este rescate de la historia.

Es que como cuentan hay situaciones que preocupan. Una de ellas es la de Guilford, compañía textil que abandonó la ciudad dejando a la buena de Dios a sus empleados y que guarda consigo cientos de documentos legales que cuentan parte de la historia de la ciudad, desde fotografía a fichas de personal.

Por esa razón, el Archivo inició una campaña para recuperar parte de la historia de Comodoro a través de los vecinos que quieran donar o acercar archivos para que sean copiados y almacenados.

Walter Luna explicó de qué se trata esta iniciativa. “Estamos recibiendo donaciones, que es lo mejor para nosotros, pero en caso de que no haya donación se toma en préstamo la documentación, la digitalizamos y después se entrega una copia digitalizada y nos quedamos con otra como para que nos quede un registro y para saber dónde está la documentación. Eso es importantísimo porque principalmente es cuidar la historia”, indicó, resumiendo lo que significa el Archivo para Comodoro.  

Para Juan es fundamental incentivar la colaboración de los vecinos porque “en Comodoro hay una cantidad de historia increíble guardada en las casas que la gente ignora o subestima que tiene”.

Y sobre lo que significan esos documentos y fotografías para el futuro lo resume con una frase contundente. “El papel de hoy es la historia de mañana”.,

 

NDR: Quienes quieran colaborar con el Archivo Histórico pueden comunicarse al 0297 – 4551315 o bien dirigirse a avenida Pueyrredón 110, esquina Pasaje Batería Libertad.