COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La vida en el campo es distinta y solo la entienden en su profundidad quienes lo viven día a día.

Estas últimas en la meseta de Chubut muchos pobladores quedaron aislados. Por esa razón, diferentes grupos de trabajo se acercan a los lugares más remotos para asistir a los pobladores.

Este sábado, al igual que días anteriores, la policía de El Maitén, junto con integrantes del GEOP de Rawson, el área de Acción Social de la localidad, fueron los encargados de contener a los pobladores, brindarles ayuda y saber cuáles son sus necesidades.

Acompañados por Martin Manrique, un vecino, que hizo de guía, realizaron un nuevo operativo y visitaron a los pobladores. En ese marco, se dio una situación una situación particular con una abuela.

La mujer le dio una carta a uno de los efectivos para que se la entregase a un familiar de El Maitén. En el escrito le hacía saber a sus familiares que se encontraba bien y que había sido visitada por la Policía.

El gesto de preocupación calo hondó efectivos, quienes se vieron sorprendidos cuando la abuela les pidió que le envíen un mensaje por la radio para saber si vuelto bien a la localidad y quedarse tranquila, todo un gesto y un símbolo de cómo se vive y se siente en el campo.